SAO PAULO, Brasil, 21 de junio.- Croacia, que se jugará la clasificación para los octavos de final del Mundial el próximo lunes ante México, se aferra al talante goleador de su delantero Mario Mandzukic para batir, por vez primera en Brasil, la meta que defiende Guillermo Ochoa.

El conjunto balcánico necesita la victoria ante México para superar la fase de grupos. Pero nadie, ni siquiera Brasil, ha podido marcar un gol al equipo mexicano, que también necesita puntuar para sellar el pase.

23 de junio, Croacia vs. México, 15:00 hrs.

Mandzukic, sin embargo, no está obsesionado con eso. No pretende ponerse presión. "Ante Camerún no pensaba en marcar, solo en ganar. El gol vino como recompensa", apuntó el atacante del Bayern Múnich.

El atacante, que espera vivir la misma situación contra México, subrayó que su equipo "todavía tiene margen para la mejora y el progreso".

Por su parte, el seleccionador de Croacia Niko Kovac se mantiene alerta también ante el poder atacante de su rival del lunes que lideran Giovani Dos Santos, Oribe Peralta y Javier "Chicharito" Hernández.

"Es evidente que se trata de un ataque muy poderoso. México es un excelente equipo. Muy agresivo, lleno de energía y muy vertical. Han sido capaces de resistir y amenazar a Brasil", recordó el preparador de Croacia, que superó a Camerún.

ald