RIO DE JANEIRO, 20 de junio.- La federación de futbol de Camerún investiga la "conducta vergonzosa" de algunos de sus jugadores tras la derrota por 4-0 ante Croacia en el Mundial, cuando el zaguero Benoit Assou-Ekotto agredió con la cabeza a un compañero.

La FECAFOOT informó que los jugadores serán castigados una vez que se complete la investigación interna, de cara al último partido de Camerún en este Mundial, el lunes contra Brasil

Hacia el final del partido contra los croatas, el miércoles en Manaos, Assou-Ekotto tiró un cabezazo al rostro de Benjamin Moukandjo y ambos se encararon frente al arco, antes de que otro jugador camerunés los separara. El mediocampista Alex Song fue expulsado antes, por un codazo a la espalda de Mario Mandzukic, cuando el balón ni siquiera estaba en disputa.

Los actos recientes de violencia ocurridos durante el partido contra Croacia no reflejan los valores del juego limpio y el respeto que promueve nuestra federación", informó la FECAFOOT. La "conducta vergonzosa se investiga a profundidad en el nivel interno'.

Después del partido, el técnico alemán de Camerún, Volker Finke, dijo que el altercado entre Assou-Ekotto y Moukandjo era "inimaginable", y prometió averiguar "por qué exactamente estos dos jugadores estallaron".

Pienso que este equipo ha mostrado algunas cosas inaceptables, y habrá consecuencias para los jugadores involucrados, definitivamente', dijo Finke.

El conato de riña entre Assou-Ekotto y Moukandjo representó un nuevo capítulo en un Mundial terrible para Camerún. Inicialmente, los jugadores se negaron a abordar un avión con destino a Brasil, en medio de una disputa por las bonificaciones que les pagaría la federación. Luego sufrieron dos derrotas y quedaron eliminados sin anotar un solo gol.

La selección africana cierra ante la ‘Verdeamarela’ en Brasilia, donde tratará de evitar que su participación mundialista termine sin puntos, tal y como ocurrió hace cuatro años en Sudáfrica.

fdr