RÍO DE JANEIRO, 20 de junio.- La salida de España del Mundial produjo un hervidero. Cientos de personas querían las declaraciones de los hombres que tiempo atrás se eternizaron en el futbol, pero que ahora tuvieron una salida indigna para sus blasones.

La mirada desencajada y triste, como quien entra a una funeraria, era el preludio del gran pesar. Un equipo de náufragos ante su misma impotencia comenzó a desfilar y de entre todos Fernando El Niño Torres tuvo los arrestos para dar su opinión. No es fácil decir adiós de esta forma. Él mismo comenzó todo con un gol en la final ante Alemania, en una noche simbólica seis años atrás en la Eurocopa.

-¿Es nostálgico acabar el éxito que empezó en Austria y Suiza? -se le preguntó.

-Algún día debía terminar. Hasta las más grandes bandas de rock de la historia llegan a su fin, este grupo cerró la puerta ya, pero lo supo ganar todo. Cuando llegué a la selección no había nada detrás de nosotros, ahora dejamos un Mundial y dos Copas de Europa.

Respecto a que el hambre se le habría terminado a España expuso: “No, eso sí que no, es difícil buscar una explicación en estos momentos. El análisis que se haga ahora será erróneo, hay que reflexionarlo. El técnico Vicente del Bosque tiene su forma de pensar y nosotros le seguimos como sus hombres. El grupo está dolido y querrá regresar con más fuerza, porque hay gente que viene apretando desde atrás y ojalá que se pueda reconstruir esto”.