NATAL, 19 de junio.- Japón y Grecia empataron este jueves sin goles en partido disputado en el Estadio das Dunas de esta ciudad, correspondiente a la segunda jornada del Grupo C de la Copa Mundial de Futbol Brasil 2014, y ambos mantienen opciones de avanzar a octavos de final.

A pesar de contar con un jugador más desde el minuto 37, Japón no pudo superar a Grecia, disputado en el estadio Das Dunas de esta ciudad.

Con la igualada, tanto japoneses como griegos sumaron su primer punto en este certamen, por lo que siguen empatados en el tercer sitio de este sector, donde ambos equipos tienen escasas posibilidades de avanzar a la fase de octavos de final.

En esta oportunidad, a los “Samurais Azules” se les acabaron las ideas y aún cuando tenían un jugador de más, luego de que en el minuto 37 el griego Kostas Katsouranis fue expulsado tras recibir una segunda tarjeta amarilla, no supieron concretar su dominio.

En el primer tiempo cada uno de los equipos fue fiel a su filosofía de juego, pues Japón llevó la iniciativa, propuso, y buscó mucho más el arco rival y tuvo al menos una oportunidad de marcar cuando su mediocampista Keisuke Honda cobró un tiro libre que fue atajado por el arquero Orestis Karnezis.

En tanto Grecia al ser presionado por su rival buscó defenderse bien, tratar de cerrar las vías de acceso a su portería para de ahí intentar hacer daño a su oponente a través de veloces contragolpes y a punto estuvo en uno de ellos de lograr anotar cuando un remate de Vasilis Torosidis fue atajado por el arquero Kawashima.

Para el segundo tiempo, Japón no supo cómo aprovechar su ventaja numérica, y pese a que en la segunda mitad tuvieron tres claras oportunidades de marcar, no concretaron ninguna y se conformaron con el empate.

El árbitro del partido fue el salvadoreño José Aguilar, quien tuvo un mal desempeño permitiendo el juego rudo de los griegos, amonestó a Makoto Hasebe de Japón mientras que por Grecia vieron tarjeta amarilla Kostas Katsouranis, quien en el minuto 37 abandonó el terreno de juego por doble amonestación, Georgios Samaras y Vasilis Torosidis.

cmb