MADRID, 19 de junio.- El español Fernando Alonso (Ferrari), doble campeón mundial de Fórmula Uno, reconoció hoy en la rueda de prensa previa al Gran Premio de Austria que el espectáculo "no está siendo bueno en muchas carreras" coincidiendo con el presidente de su escudería, Luca Cordero di Montezemolo.

"Creo que el presidente está en lo cierto. Este año el espectáculo no está siendo bueno en muchas carreras", reconoció Alonso en la conferencia de prensa oficial de la FIA (Federación Internacional del Automóvil) que tuvo lugar en el circuito de Spielberg, en la que aseguró que "probablemente" los espectadores prefieran ver carreras con "más acción" como el pasado Gran Premio de Canadá.

En Canadá, en una carrera llena de incidentes, se hizo con la victoria el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull) tras el abandono del británico Lewis Hamilton (Mercedes) y los problemas de motor del alemán Nico Rosberg (Mercedes), líder del Mundial, que acabó segundo.

El piloto asturiano, campeón del mundo en 2005 y 2006, reconoció que los costes son una de las claves de que no se pueda ofrecer un mayor espectáculo, y abogó por la vuelta del sistema de recuperación de energía KERS para obtener un impulso extra que permita ver más adelantamientos.

En mi opinión, el KERS debería volver a utilizarse. Ahora tenemos la ayuda eléctrica en las rectas pero no podemos decidir dónde usarla, o no tenemos ese impulso extra porque puedas usarlo en distintos sitios que otros coches. Ahora todos usamos más o menos la misma energía en los mismos lugares, de manera que es imposible adelantar", explicó Alonso.

Para Fernando Alonso, realizar nuevas estrategias con los neumáticos, ayudar a los equipos pequeños con un lote extra de neumáticos o diferente cantidad de combustible puede ser otra opción. "Hay ideas que podemos tomar de otros deportes, aunque haya que vigilar los costes, porque son la máxima prioridad", reconoció.

El piloto español de Ferrari es uno de los pocos que ha corrido antes en el Red Bull Ring, en su actual denominación, donde se disputó por última vez una carrera en 2003.

"Para ser honesto, no recuerdo nada de este circuito. Corrimos en 2001 (el año de su debut en F1) y 2003, hace mucho, no tengo recuerdos", comentó Alonso.

"Es un circuito muy corto, solo hay cinco o seis curvas donde puedes conseguir distancias en los tiempos, de manera que todos los coches estaremos muy cerca. Una o dos décimas pueden suponer muchos puestos, de manera que necesitas una vuelta perfecta el sábado en la clasificación", describió.

Alonso desveló que Ferrari prepara nuevas piezas para esta carrera, que probarán mañana en los primeros entrenamientos libres. "Mañana será un viernes habitual de pruebas, y esperamos coger las piezas que nos ayuden para el resto del fin de semana", deseó el piloto español.

Preguntado por la diferencia de pilotaje que se está viendo este año entre el cuatro veces campeón alemán Sebastian Vettel y su compañero el Red Bull, el australiano Daniel Ricciardo, Alonso reconoció el "fantástico trabajo" de Ricciardo y confió en la competitividad de Vettel.

"Estoy seguro de que al final del año veremos cómo fue el campeonato y que Sebastian volvió a estar delante, más tarde o más temprano", aseguró Alonso.

ald