BRASILIA, 19 de junio.- Colombia y Costa de Marfil chocarán hoy en Brasilia con la mirada puesta en la clasificación a los octavos de final del Mundial 2014.

Mientras los colombianos derrotaron 3-0 a Grecia en el debut del Grupo C, los marfileños remontaron ante Japón un partido que empezaron perdiendo y al final ganaron por 2-1, por lo que sobre el papel no hay un claro favorito para el encuentro.

El técnico de la selección colombiana, el argentino José Pékerman, dijo tras el partido ante Grecia que su equipo tiene cosas por mejorar, ya que después del primer gol se dejó quitar el dominio de la pelota.

“Costa de Marfil es de los equipos africanos más potentes, con jugadores de mucha experiencia internacional y como equipo ha jugado varios Mundiales. Nosotros debemos tener la misma concentración y revisar cosas del juego para no sufrir cuando los enfrentemos”, aseguró el estratega.

Pékerman añadió en una rueda de prensa que Colombia debe mantener su estilo de control de la pelota, para que no suceda lo mismo que en el encuentro frente a Grecia.

Varios jugadores de la escuadra cafetera coincidieron en calificar a Costa de Marfil como uno de los rivales más duros del grupo, en especial porque cuentan con Didier Drogba.

“Todos sabemos la calidad que tiene Drogba. Yo tuve la oportunidad de enfrentarlo en un amistoso y me di cuenta de que es un líder en la cancha. Es fundamental para Costa de Marfil”, dijo el delantero Jackson Martínez.

Por su parte, el volante James Rodríguez comentó que si contra Grecia tuvo un buen desempeño, en el partido de mañana espera cumplir “un excelente papel”.

“Todos tenemos la conciencia de que mañana (hoy) tenemos que salir a ganar. Ojalá el estadio esté lleno otra vez”, dijo Rodríguez, en referencia a los cerca de 50 mil colombianos que acudieron al estadio de Belo Horizonte en el partido ante Grecia.