FORTALEZA, 19 de junio.- La Selección Mexicana no sabe aún lo que es recibir un gol en esta Copa del Mundo. Enfrentar a delanteros letales como Samuel Eto’o o Neymar y mantener su puerta en cero habla de un trabajo efectivo en la última línea, y de un excelso comportamiento del portero Guillermo Ochoa.

La tan criticada línea de cinco parece no ser de cristal ni lenta, los tres centrales y los dos carrileros que ha puesto Miguel Herrera ante los africanos y brasileños han hecho una gran labor, y de ser la zona más criticada en el Hexagonal final hoy parece la línea más sólida y de mejor rendimiento.

“Parece que hemos hecho un buen trabajo, pero esto es de equipo. Hemos hecho una buena labor y lo importante es que cualquier cosa que se haga bien o mal es en equipo, se han hecho bien las cosas en todas las líneas y eso habla de que este equipo quiere trascender y en eso andamos. No nos han metido gol, porque hemos sido cuidadosos y ordenados, todos participamos en eso y qué bueno que nos están saliendo bien las cosas”, externó el lateral derecho Paul Aguilar.

Los fantasmas de la peor eliminatoria mundialista en la historia parecen ahuyentados, todos los jugadores que conforman la lista de Miguel Herrera comprenden a la perfección la idea del técnico, pero Paul prefiere que él y sus cuatro compañeros no sean los protagonistas de los partidos.

“En la Eliminatoria era un equipo totalmente diferente, hoy la línea de cinco está muy bien entendida y sólida, nada que ver con lo que se tenía antes. Vamos por buen camino y lo estamos viendo. Ojalá podamos mantener siempre el cero en nuestra portería, pero en un Mundial es algo complicado porque te enfrentas a grandes delanteros, nosotros queremos que se hable menos de la defensa, porque eso quiere decir que el equipo dominó y fue el que tuvo las mejores oportunidades del partido”, apuntó.

México ha sumado cuatro puntos en el certamen y se ha ganado el reconocimiento mundial por el juego que sostuvieron ante Brasil, y aunque no han asegurado la clasificación a los octavos de final, el empate ante los croatas en el último partido será suficiente para acceder a la siguiente ronda. Sin embargo, la mentalidad es ganar con autoridad para llegar con mejores fundamentos a los duelos de eliminación.

“De nada nos va a servir haberle empatado a Brasil en su Mundial si no le ganamos a Croacia, por eso tenemos que jugar igual que lo hemos hecho en los primeros dos partidos, ser muy inteligentes, estar bien concentrados y mantener el cero atrás sin dejar de buscar el partido. No tenemos que cambiar nada.

“Tenemos que prepararnos muy bien para el próximo juego, porque será el más importante y ahí se definirá quien clasifica o no. Ellos tienen muy buenos jugadores por más que hayan perdido contra Brasil y parece que es un rival que puede complicarnos mucho, pero nosotros tenemos que hacer nuestro partido para sacar un buen resultado y así ya pensar en la siguiente fase”, explicó Miguel Layún.

La palabra trascendencia es una de las más utilizadas en los discursos de los jugadores de la Selección Nacional. “Debemos seguir trabajando sin caer en excesos de confianza . Estoy tranquilo y nada más hago lo que me toca, si el me sigue utilizando como titular quiere decir que estamos bien. El tiempo es el mejor juez.”