CIUDAD DE MÉXICO, 19 de junio.- En el vestidor de Camerún no tienen excusas para la actuación de su equipo. En el partido ante Croacia, los africanos se vieron superados en todo momento.

“Me disculpo por el resultado, me duele. No tuvimos control sobre el juego, el comportamiento de mi equipo no me gustó”, aseguró el director técnico alemán Volker Finke tras  la tremenda goleada de 4-0.

“El resultado es normal: jugamos más de 60 minutos con 10”, reconoció el seleccionador.

A pesar de estar numéricamente fuera de los octavos de final, el técnico aseguró que enfrentarán a Brasil con su mejor equipo y con un buen plan de juego: “Tenemos muchas esperanzas para este partido”.