CIUDAD DE MÉXICO, 18 de junio.- Los Diablos Rojos del México viven su mejor momento en la temporada y tras ganar tres series consecutivas ya están en el subliderato de la Zona Norte, una situación que tiene contento al manager Miguel Ojeda, quien destaca la entrega de los jugadores.

Ojeda destacó el talento joven del equipo capitalino y prueba de ello fueron las actuaciones de Juan Carlos Gambo y Emmanuel Ávila, quienes el pasado fin de semana completaron el ciclo.

Ha funcionado bastante bien la dinámica que tienen los muchachos, la entrega que le han dedicado a su trabajo, salen a jugar cada partido como debe ser, buscando esa base extra y ha sido muy importante cómo mantienen la presión en la defensiva del contrario”, señaló el piloto.

En medio de una cerrada pelea en la franja Norte por escalar peldaños en el standing, Diablos Rojos terminó la semana en la cúspide de la tabla, luego de ligar cinco triunfos en casa y ganar las dos series, ante Rojos del Águila y Olmecas, respectivamente, la segunda, por barrida.

“Gracias a Dios se dieron esas combinaciones, nosotros seguimos ganando, poniendo esa presión en los que estaban arriba en la tabla. Afortunadamente, tuvimos grandes triunfos”.

Estoy muy contento por el gran resultado que hemos tenido jugando en el Foro Sol, defendiendo nuestra casa, creo que los muchachos han entendido muy bien cuál es el compromiso que tenemos todos y estamos disfrutando mucho de la forma en la que están jugando”, agregó el sonorense.

Diablos Rojos inició ayer serie ante Pericos de Puebla y perdió el primer duelo 9-4, derrota que combinada con el triunfo de Sultanes 5-4 sobre Campeche, lo bajó al segundo lugar.

El  fin de semana estarán de visita frente a los Guerreros de Oaxaca.

“Hemos batallado con lesiones desde el inicio de la campaña, fue muy duro; cambiamos por completo la cara del equipo por esas lesiones y creo que ha sido para bien porque los muchachos han respondido, saben que tienen la habilidad, el talento y han salido a demostrarlo en el terreno”, expresó Ojeda.