FORTALEZA, 17 de junio.- El técnico de la Selección Mexicana, Miguel Herrera, no ocultó su satisfacción tras empatar contra el anfitrión Brasil (0-0) y sumar un punto en el segundo partido del Grupo A de la Copa del Mundo 2014.

Herrera dijo que aunque la meta siempre es ganar, el desempeño del equipo “Tricolor” le da una gran satisfacción por que demostró que a pesar de tener muchos factores en contra, pudieron dar la cara y demostrar que contra los favoritos les pueden jugar al tú por tú.

(No sabe a triunfo) sabe a un empate, pero la verdad que hicimos un gran partido ante un gran rival, con su gente, su estadio, su país y hoy demostró el equipo a que viene a jugar al tú a tú con quien sea”.

Los dos tuvimos oportunidades, tuvimos disparos de media distancia fue un partido de ida y vuelta, en la cancha demostraron que están listos para quien sea", apuntó al término del partido.

FUE EL PARTIDO DE MI VIDA

Por su parte, el portero Guillermo Ochoa comentó que la actuación que completó al sacar tres atajadas, le dejan una gran sensación. “Yo creo que si es el mejor partido de mi vida, hacerlo en una Copa del Mundo contra el anfitrión no es fácil, gracias a dios se dan las cosas, estoy contento porque nunca baje los brazos, siempre seguí trabajando, esto continúa, no acaba aquí”.

Finalmente, el capitán de la selección, Rafael Márquez comentó que el encuentro fue muy equilibrado y complicado, pero han podido dar un pequeño paso en la búsqueda de la clasificación a octavos de final.

Sabíamos que iban a ser así el partido un punto que sabe a gloria, bueno todavía no tenemos nada seguro por eso hay que seguir preparándonos y mantener esto”, afirmó.

cmb