RÍO DE JANEIRO, 17 de junio.- La batalla la inició Brasil hace unos días. El Twitter sirvió para calentar el partido de hoy contra México, en Fortaleza. México aceptó sin chistar y el primero en subirse al caballo de caudillo fue el técnico Miguel Herrera para saber qué selección promediaba más seguidores en su cuenta de los 140 caracteres hasta el momento del silbatazo inicial.

Si hay un terreno en el que el Tricolor le compite a la verdeamarela es en las redes sociales. Hasta el cierre de esta edición el marcador estaba 1 millón 784 mil 28 a favor de México, que superaba el millón 665 mil 418 seguidores de Brasil.

Después del partido, el perdedor hará llegar una camiseta autografiada a las instalaciones del rival para que sea subastada y el dinero se done a una institución infantil.

Como apunté al margen, Brasil es la escuadra más costosa del Mundial (508 millones de dólares) y el Tricolor, que está en el sitio 27 de 32, cuesta 47 millones de billetes verdes.

Entrevistado por Excélsior, el jefe de comunicación de Brasil, Rodrigo Paiva, relata cómo surgió la idea.

Tenemos a todo un grupo de trabajo alrededor de las redes sociales. Nosotros fuimos la primera selección en hacer preguntas virtuales a nuestros jugadores durante las conferencias. Atendemos en cada comparecencia a unos mil periodistas y fotógrafos, pero hace tiempo me pasaron el dato de que no somos los más fuertes en
Twitter, sino que nos supera México, por eso creímos que es el momento al tenerlos aquí.”

Rodrigo Paiva confiesa que no es de la época de las computadoras ni del boom de las redes sociales. Ironiza en que no le gustan tanto, pero se tiene que adaptar a las nuevas formas, así que gustoso cree que es una buena manera de incentivar a las selecciones y sus aficiones.

“Está muy parejo. Desde hace algunos meses hemos venido haciendo la estadística. A veces México nos supera y al día siguiente Brasil toma la delantera, pero ya tenemos tiempo viniendo en franca competencia.”

En el momento en que el balón ruede hoy, las áreas de comunicación de ambas selecciones darán a conocer qué red social fue la ganadora. Y en la cancha se verá otra batalla.