NATAL, 16 de junio.- La selección de Estados Unidos arribó al Estadio Das Duna para enfrentar a Ghana, con un impresionante operativo de seguridad. El equipo de las barras estrellas llegó rodeado de dos docenas de policías antidisturbios, cuatro soldados y con un helicóptero sobrevolando.

Además, el gobierno estadunidense envió a 12 agentes para cuidar a la selección de Estados Unidos durante su estancia en el Brasil 2014.

Los 12 agentes extras se dedican a monitorear constantemente las instalaciones del hotel, los vehículos de transporte y ayudan a coordinar la seguridad que ofreció el gobierno brasileño.

Según la FIFA, Estados Unidos se encuentra entre las cinco selecciones con más riesgo a un atentado y por eso se decidió reforzar la seguridad en estos casos. Además de Estados Unidos, el representativo de Irán, Rusia, Japón y Francia son acompañados por un operativo similar y están en constante vigilancia para evitar un incidente.

Estados Unidos, junto con los considerados en la lista de selección con máxima protección, sólo pueden acercarse a los medios de comunicación en conferencia de prensa y prácticamente no tienen contacto con la afición.

Resaltó que el equipo de Estados Unidos, cuando desembarcó en Brasil, fue escoltado por 12 furgonetas de la policía militar de Brasil, efectivos de la policía federal, tres camiones del ejercito y un helicóptero.

En su hotel se instalaron detectores de metales en todas las entradas al inmueble y en su traslado para jugar el partido contra el representativo de Ghana tuvieron un operativo similar al de la recepción.