NATAL, Brasil, 16 de junio.- Ghana tardó 82 minutos y medio en dar alcance a Estados Unidos, que se fue arriba con un gol a los 30 segundos de iniciado el juego, pero una falla de marcación en tiro de esquina le costó caro a los africanos, que cayeron 1-2.

En choque con sabor a revancha, ya que las ‘Estrellas Negras’ habían ganado en forma consecutiva al cuadro de las barras y las estrellas en Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, Clint Dempsey, a los 30 segundos, y John Brooks, al 86’, anotaron por los estadunidenses, mientras André Ayew igualó de forma momentánea en el 83’.

En partido efectuado en el Estadio Das Dunas, Estados Unidos golpeó de arranque en busca de tener el mejor partido para tomar revancha ante este conjunto africano, tras los dos descalabros consecutivos en Alemania 2006 y Sudáfrica 2010.

Luego de una serie de combinaciones por la banda izquierda, Jozy Altidore tocó corto para Clint Dempsey, quien avanzó hacia el corredor, recortó al centro para ingresar al área ante la floja marca del lateral John Boye y soltó zurdazo raso cruzado ante el cual nada pudo hacer el arquero Adam Kwarasey, a los 30 segundos.

Ghana trató de reaccionar, fabricó varios arribos pero los servicios a los hombres que estaban en el área fueron equivocados en su gran mayoría. Estados Unidos llegó poco, pero puso peligro en sus aproximaciones, como un remate a la media vuelta de Jozy Altidore, que fue tapado por Boye.

Desde el cierre del primer lapso, los intentos de las ‘Estrellas Negras’ fueron más peligrosos, como un tiro cruzado al filo del área a cargo de Christian Atsu, salvado por Tim Howard.

Ghana apretó con todo en el segundo lapso en busca del empate, frente a un cuadro de la Concacaf que se ordenó atrás para impedirlo, además de intentar contragolpes.

Asamoah Gyan, Sulley Muntari y Christian Atsu buscaron igualar con tiros de media y larga distancias, pero el remate que diera la alegría del gol no llegaba para el conjunto africano.

Fue hasta el 83 cuando se registró el 1-1, en una bonita combinación por izquierda, con el pase filtrado para Asamoah Gyan, quien de taconcito habilitó a André Ayew dentro del área, para el zurdazo con parte externa que batió a Tim Howard.

Casi de inmediato, en un tiro de esquina, Estados Unidos retomó la ventaja, en un testarazo de John Brooks, para el 1-2 al 86’.

Los africanos trataron de emparejar de nuevo, pero ya no inquietaron a Howard, ni siquiera con los cinco minutos de reposición que dio el nazareno.

Con este resultado, que cerró la fecha uno del Grupo G de Brasil 2014, los pupilos del alemán Jurgen Klinsmann se colocaron como sublíderes con tres unidades, detrás de los teutones, que golearon 4-0 a Portugal, en tanto los africanos se quedaron en tercero sin unidades.

fdr