CIUDAD DE MÉXICO, 14 de junio.- Los integrantes del Heat aseguraron que pueden llevarse el título de la NBA, a pesar de tener en contra todas las estadísticas, luego de que ningún equipo que haya ido abajo 3-1 en las Finales ha logrado recuperarse (0-31).

Sólo ocho equipos le han dado la vuelta a la serie tras ir abajo 3-1, el más reciente fueron los Soles, en la primera ronda de 2006, ante los Lakers.

LeBron James se mostró seguro que su equipo puede lograr la hazaña de remontar ante los Spurs, que en los últimos dos encuentros han apabullado a los bicampeones, en Miami.

“Estamos listos para hacer historia”, indicó James al ser cuestionado sobre el duro reto que tienen frente a sí.

El jueves San Antonio ganó 107-86, despegándose en el marcador en el segundo periodo y manteniendo la ventaja el resto del juego.

“Lo que debemos hacer es preocuparnos por el quinto duelo; regresar ahí, a San Antonio, con ese ambiente hostil, donde ya nos llevamos el juego dos, ganar ahora otro y partir de ahí. Obviamente conozco las estadísticas, sé que nunca se ha logrado, pero tenemos confianza”, sentenció el jugador, quien anotó 28 puntos el último encuentro.

Chris Bosh, por su parte, reconoció la gran demostración de basquetbol que dieron los Spurs en los últimos partidos. La diferencia de 40 puntos en los dos encuentros de visitantes por los Spurs, representa la mayor ventaja de un equipo visitante en la historia de las Finales.

James ¿se queda o se va?

Gane o pierda la serie por el título el Heat, James tendrá que decidir si continúa en el equipo.  La franquicia está buscando hacer espacio para adquirir a Carmelo Anthony y así formar un cuarteto imbatible, pero su posible compra significaría una reestructuración financiera que podría afectar a Dwayne Wade y Bosh, quienes también podrían optar por la agencia libre.