NATAL, Brasil. 13 de junio.- José de Jesús Corona vivió un proceso mundialista amargo e inmerso en la crisis del Tricolor fue el responsable de la portería, pero al final ese sacrificio no lo llevó a nada, porque Guillermo Ochoa le arrebató la titularidad, esa misma que tanto añoraba y pensaba que ya era suya.

Corona fue sincero al señalar que desconoce las razones que llevaron a Miguel Herrera a designar a Memo en lugar de él, pero simplemente apoyará a su compañero de Selección.

Miguel debe saber qué me faltó o qué dejé de hacer. Yo estaba preparado para todo, porque sabía que lo que estaba en mis manos simplemente era trabajar, ponerme a las órdenes del entrenador y de mis compañeros. Tengo que seguir trabajando, eso me queda claro y siempre apoyaré a mi Selección en todo momento”, declaró con una voz entrecortada que hacía eco en los pasillos del estadio Das Dunas de Natal, Brasil.

Tras haberse confirmado que su lugar será la banca, Corona manifestó que no hay resentimientos. “Siempre demostré capacidad y cuando se me dio la oportunidad respondí. Como siempre estoy con la frente en alto. Ahora lo más importante es apoyar a los compañeros, hacer grupo y ser un respaldo.”