CIUDAD DE MÉXICO, 13 de junio.- La Selección de México ha aprendido a lidiar con la presión que reviste encarar su primer partido en un Mundial. De ser el hazmerreír y el rival al que  vapuleaban, se transformó en un competidor digno, capaz de llenar de algarabía a sus aficionados. Ya suma cuatro encuentros sin perder en su estreno. No inicia con derrota desde Estados Unidos 1994.

De Inglaterra 1966 a Sudáfrica 2010 el Tricolor únicamente ha perdido dos de los nueve encuentros que disputó en su presentación, aunque sus números mejoran si se toma en cuenta de Francia 1998 a la fecha. En los recientes cuatro debuts en Mundiales ganó tres partidos y empató uno.

En Inglaterra, Enrique Borja abrió el camino para poner fin a la racha de cinco derrotas que sumó el combinado nacional en sus anteriores presentaciones. Empató 1-1 con Francia para sumar un punto invaluable. Los otros dos empates que sumó fueron en la inauguración de México 1970, en un 0-0 con la URSS, y el 0-0 frente a Sudáfrica hace cuatro años ante la mirada del mundo entero.

Respecto a los triunfos, el primero lo logró en casa, en 1986, con un 2-1 frente a Bélgica. También le ganó 3-1 a la República de Corea en Francia 1998, 1-0 a Croacia en Corea-Japón 2002 y 3-1 al combinado de Irán en Alemania 2006.  

Las únicas caídas de 1966 a 2010 fueron de 3-1 frente a Túnez, en Argentina 1978, y de 1-0 ante Noruega hace ya 20 años.

La peor racha para el representativo nacional se dio de Uruguay 1930 a la Copa del Mundo de 1962. En ese periodo se acostumbró a ser el trampolín de sus rivales y era un oponente sin blasones para disputar un torneo mundialista. En las cinco ocasiones que acudió fue doblegado en su primer juego.

En Uruguay 1930 fue vapuleado 4-1 por Francia; en Brasil 1950 le tocó caer 4-0 ante el equipo de casa; en Suiza 1954 el Scratch le repitió la dosis con un 5-0; en Suecia 1958 los locales le pusieron un 3-0 y, finalmente, en Chile 1962 se volvió a cruzar con la Canarinha para perder 2-0. Pero de eso sólo quedan los registros históricos. Al Tri ya no lo intimida el entorno ni el rival. 

Por el contrario, el representativo de Camerún, su rival de este día, dejó de ser un equipo sorprendente como el que encaró Italia 1990. En dicha ocasión venció 1-0 a Argentina y sumó así su única victoria en su apertura.

En 1982, su primera aparición dentro de las Copas del Mundo, empató 0-0 ante Perú, en Estados Unidos 1994 igualó 2-2 con Suecia, en Francia 1998 quedó 1-1 con Austria, en Corea-Japón empató 1-1, con Irlanda y en Sudáfrica 2010 cayó 1-0 ante Japón. 

 

Ochoa será el titular

Miguel Herrera y sus dirigidos se reportaron listos para el debut mundialista en contra de Camerún. Con una sonrisa, el Piojo confirmó a su oncena titular para afrontar el duelo ante los africanos, y término oficialmente con el morbo en torno al guardameta titular. Herrera le cumplió el sueño a Guillermo Ochoa, quien después de vivir dos Mundiales en la banca por fin será el responsable del arco tricolor en una justa mundialista.

No es tema nada más de Ochoa y Corona, son tres porteros los que traje y la decisión fue realmente muy difícil, estaba muy apretada, pero fue una decisión reservada para mi cuerpo técnico. Fue tomada con mucha conciencia, valoramos lo que hacía cada uno de los tres y decidimos que fuera Ochoa, hablé con los tres juntos y después individualmente para poder darles la confianza, pero a mí lo que más gusto me da es ver que tanto Chuy como Talavera han respaldado a Memo por la decisión que yo tomé”, aseveró el Piojo.

Herrera tiene bien estudiado a Camerún, pero su mayor preocupación no son los Leones Indomables de Samuel Eto’o sino la labor que sus pupilos tienen que hacer en la cancha.

Es un rival muy fuerte porque tiene gente muy rápida, pero lo hemos analizado muy bien para desglosarlo lo mejor posible para los muchachos que ya tienen la idea más clara, ahora es trabajar en unos aspectos que hemos reiterado sobre todo a balón parado que es donde nos han hecho daño”, dijo el técnico.

Hace siete meses Miguel tomó la responsabilidad de dirigir al Tricolor y hoy en Natal cumplirá una de las metas más importantes en su carrera.

La verdad estoy muy contento y por eso le agradezco todos los días a Dios por haberme concedido cumplir el sueño de estar en un Mundial y de dirigir este extraordinario grupo de jugadores y personas. La verdad que estoy muy contento y ya me siento un ganador por estar aquí con ellos, por haberme tocado la suerte de dirigir a gente importante como Rafa Márquez. El grupo está muy bien, lo veo sólido y los veo trabajar de manera impresionante, eso me da mucho gusto porque hay una gran competencia interna a pesar de que las decisiones están tomadas para el once inicial”, concluyó.