CIUDAD DE MÉXICO, 13 de junio.- Arrancó en Brasil la máxima fiesta del futbol y en México cientos de aficionados se dieron cita en el Zócalo capitalino para celebrar primero la inauguración de la Copa del Mundo y después emocionarse con el encuentro entre Brasil y Croacia. Por poco más de cuatro horas los aficionados disfrutaron del espectáculo sin que les importara el intenso calor que se sintió en la explanada capitalina. 

“Brasil tiene que quedar campeón, es el favorito, está en casa y no hay más. La Copa tiene que regresar a América”, aseguró Marco Flores, apasionado de la canarinha.

Perdido entre la multitud se encontraba un seguidor del conjunto croata, que sin miedo vestía la playera de su escuadra, y aunque no esperaba mucho de su equipo estaba dispuesto a apostar con los mexicanos para el duelo de Croacia ante el Tricolor.

“Sé que van a perder (ayer, contra Brasil), pero ante México sí tenemos que ganar. Creo que los que van a pasar de nuestro grupo son Brasil y Croacia, para México va a ser complicado”, señaló Davor Juri, el croata que fue a ver a su equipo al centro de la ciudad más grande del mundo.

Entre bromas y baile la gente disfrutaba del espectáculo.

“Está súper bien, es buen pretexto para salir y convivir con los amigos y de paso ver futbol”, dijo Ángela Ruiz.

Empezado el partido, los asistentes no sabían si vitorear para el Scratch o para Croacia. Ambos serán rivales de México, pero por lo pronto la gente se inclinó por los locales, que recibieron desde el Zócalo porras a la distancia.

Si el autogol de Marcelo enmudeció a los presentes, la figura de Neymar animó a todo mundo.

Terminado el duelo, la victoria de Brasil fue celebrada por aficionados del Tricolor... por ahora, porque más adelante se verán las caras.