SAO PAULO, 12 de junio.- El jueves es como un feriado en Sao Paulo. Casi todos alterarán sus actividades cotidianas para celebrar el comienzo de la justa mundialista.

Muchas personas salieron desde la mañana a las calles. Algunas cantaban y gritaban para manifestar su apoyo a Brasil.

Hinchas vestidos con la camiseta verdeamarela se saludaban con el grito de "Vai Brasil". La bandera nacional estaba colocada en edificios, viviendas y automóviles por igual.

Unos cuantos seguidores de Croacia andaban también por la ciudad, y muchos se mezclaban con los brasileños en la Avenida Paulista, la principal de la ciudad, antes de dirigirse al estadio Itaquerao.

cmb