NATAL, Bra., 12 de junio.- A falta de sólo unas horas para que el Estadio Das Dunas albergue su primer partido de la Copa del Mundo Brasil 2014, siguen trabajando en algunos detalles, tanto de la infraestructura como en otros aspectos.

En general la calidez de la gente es enorme, más en esta ciudad que no acostumbra recibir un evento deportivo de esta magnitud, pero al igual que casi la mayoría de las sedes, existen situaciones que todavía son visibles.

En la avenida Senador Salgado Filho, donde se ubica este inmueble, existe una obra que complica aún más el tránsito, ya que están disminuidos los carriles y eso genera largos asentamientos.

Ya en el inmueble, es imposible no ver a trabajadores que se afanan en terminar trabajos de electricidad, pavimentación e incluso de jardinería.

En cuanto a información también tienen bastantes problemas, ya que mucha gente no sabía decir dónde estaba el centro de acreditación, el cual se localizaba cerca del inmueble, pero bastante escondido, sin señalización alguna.

Para pasar por el filtro, los recipientes donde se colocan las cosas que pasan por los rayos “x” son simples cajas de cartón improvisadas, pero muy eficientes para lo que son.

Dentro de la Arena das Dunas, la sala de prensa está terminada, el internet funciona, pero el área de comida sin la misma, ya que los refrigeradores de bebidas estaban vacíos, pero ya la carga estaba llegando para ser ofrecida a los representantes de los medios de comunicación.

En lo demás parece que todo está listo, a pocas horas para que los representativos de México y Camerún pongan a rodar el balón en Natal.

ald