PARÍS, 11 de junio.- El capitán de la selección de Brasil, Thiago Silva, asegura en una entrevista difundida hoy por el diario 'Le Monde' que su país no se contentará con quedar en un segundo o tercer puesto en el Mundial, porque sólo aspira a la victoria.

"No aceptaremos quedar terceros o segundos. Solo aceptaremos ser primeros, campeones del mundo. Es nuestro único objetivo y vamos a trabajar para eso. Sabemos que será difícil, pero tenemos la oportunidad de hacer historia", indicó el también capitán del Paris Saint-Germain (PSG).

Para Silva, con este Mundial y con los Juegos Olímpicos que se celebrarán en 2016 "ha llegado la hora de Brasil", y es necesario que tanto el país como sus jugadores "se unan para luchar por un mismo objetivo".

Consulta aquí el calendario del Mundial de Brasil

"Espero que sea un Mundial tranquilo", añadió el jugador, que no defiende que se reivindiquen con protestas violentas las mejoras en materia de educación, economía o sanidad.

En su opinión, se van a dar mejoras paulatinas y la gente es consciente de ello, y la manera de reclamarlas no es salir a la calle "para romperlo todo o robar (...) porque no da una buena imagen del país".

Estoy a favor de un proyecto pacífico, sin violencia", indicó el defensa, de 29 años de edad, y que nunca se imaginó al frente de la ‘Canarinha’ ocupando ese puesto.

Cuando soñaba con ser jugador, según recordó, se veía a sí mismo como delantero "para marcar goles", pese a que no tenía las facultades necesarias, por lo que hoy se siente satisfecho con la trayectoria alcanzada.

"Pero solo me sentiré realizado de verdad ganando la Copa del Mundo en Brasil", avanzó Silva, que asegura que el buen momento de su carrera se debe también a todos los profesionales que han formado parte de ella, "desde los entrenadores a los jugadores". 

ald