QUERÉTARO, 11 de junio.- Ignacio Ambriz, técnico del Querétaro, celebró la llegada de su nueva directiva, encabezada por Olegario Vázquez Aldir, director general de Grupo Empresarial Ángeles, y detalló los objetivos que perseguirá en la próxima temporada.

Primero que nada, agradezco a Olegario por ese voto de confianza que nos da. Los planes a corto plazo son calificar a la liguilla y hacer un buen torneo. Hemos enriquecido la plantilla con mucha calidad y también recuperamos algo importante del torneo anterior: vamos a divertirnos en la cancha”, señaló.

Ambriz coincidió con el compromiso de convertirse en un equipo protagonista y conservar el espíritu de lucha en cada uno de sus encuentros.

El otro día que estuvimos reunidos, Olegario dijo que en este proyecto se jugaba la piel y creo que así es como tiene que jugar este equipo. Quienes  nos quieran ganar en nuestra casa tendrán que sudar más que nosotros. En un año me gustaría ser campeón, sé que lo podremos lograr”, agregó.

Una bendición: Ríos

Por su parte, Adolfo Ríos, presidente deportivo de los Gallos, destacó que “Nacho ha sabido llevar bien a los muchachos. Estuvimos a nada de calificar el torneo anterior y hoy nos hemos fijado la meta de recuperar la identidad de este plantel dándole una satisfacción a toda la afición de Querétaro”.

Ríos reconoce que poco a poco el Querétaro ya empieza a mirar un nuevo horizonte en el futbol mexicano.

Hemos pasado momentos difíciles en este equipo, y del tamaño de esa situación que nos rodeaba ahora es el tamaño de la bendición que tenemos. Eso es un orgullo para nosotros como equipo que una empresa mexicana tan importante haya tenido a bien poner sus ojos en  nosotros y dentro del futbol mexicano”, destacó el directivo de los Gallos Blancos.