CIUDAD DE MÉXICO, 11 de junio.- Tras conectarle un par de imparables a RA Dickey, Cy Young en ese momento de la Liga Nacional, muchos medios estadunidenses preguntaban ¿Quién es Eduardo Arredondo? ¿Con quién jugará este año?, pocos hubieran adivinado que el futuro del jardinero mexicano estaba en una liga de corte amateur en Tamaulipas.

Eduardo Mosco Arredondo está de regreso en la Liga Mexicana de Beisbol luego de  que en 2013, tras ser ser el mejor bateador de México en el Clásico Mundial, quedó fuera por no llegar a un acuerdo económico con la organización de Olmecas de Tabasco.

126 estafas tiene Arredondo en 13 temporadas en Liga Mexicana de Beisbol

El pelotero veracruzano estuvo a punto de volver a quedarse en la banca este 2014, pero fue transferido a Toros de Tijuana donde llegó a un acuerdo para volver a los diamantes del circuito de verano.

Estoy muy contento de estar de nuevo en el beisbol profesional y en una organización donde sí se me valora, donde me dan la confianza”, señaló.

Hasta antes del juego ayer el jardinero central y primer bat de los astados mantenía números de .276 de porcentaje de bateo, con siete dobletes, tres triples y un jonrón, además de 13 robos de base en 19 intentos.

545 porcentaje en el Clásico Mundial de beisbol 2013, el mejor de México.

“Mi regreso no ha sido como lo esperaba, creo que este todavía no es mi nivel, pero nos tienen la confianza y esperemos que los resultados lleguen con el trabajo del día a día”, explicó el exjugador de Diablos Rojos.

Como vacaciones

Tras el bloqueo que tuvo en la Liga Mexicana a Arredondo también se le complicó llegar a cualquier otra parte del beisbol organizado y tras intentos fallidos por ir al beisbol de Taiwán y ligas independientes fue cuando optó por aceptar una de una liga local de Reynosa, Tamaulipas.

Estoy muy agradecido con el trato que me dieron, por esa protección que me dieron para mí, para mi sustento, y fueron como vacaciones; aunque entre semana si me preparaba para llegar bien, porque no me habían contratado por bonito, sólo tenía que estar listo para jugar los domingos.

Lo tomé como un descanso, después de tantos años jugando en invierno y en verano creo que me vino muy bien el tiempo que tuve la oportunidad de estar con mi familia”, aseguró.

Año de estrenos

El Mosco llegó este año a Toros de Tijuana, una franquicia que regresó al beisbol de verano y en el invierno, después de 11 años con Algodoneros de Guasave, llegará junto con la franquicia de Guadalajara donde este año habrá beisbol con los Charros de Jalisco en la Liga Mexicana del Pacífico.

Nos pone tristes, porque tenemos muchos amigos ahí en Guasave, pero esto es un negocio. Ya habló la gente de Jalisco, para decirme que no me preocupe que todo va estar bien y pues vamos allá a dar lo máximo también”, indicó.