SAO PAULO, 10 de junio.- La selección de Argentina desató el furor de los aficionados brasileños que se agolparon para poder ver a Lionel Messi y a sus compañeros, pese a la histórica rivalidad que existe entre ambos equipos.

La noticia de que la Albiceleste tendrá el miércoles una práctica abierta al público como parte de su preparación rumbo a la Copa del Mundo Brasil 2014, bastó para despertar la euforia de los fans brasileños.

El entrenamiento se realizará en el estadio Independencia del club América de Mina Gerais, en Belo Horizonte, ciudad designada como sede de concentración de la escuadra Argentina.

10 mil aficionados podrán ver el entrenamiento de Argentina

Aunque en un principio se anunció que sólo habría disponibles cuatro mil entradas gratuitas, se tuvo que aumentar la cifra a 10 mil, ante la demanda de los aficionados que formaron largas filas.

Varios de los brasileños que, de manera insólita, vestían camisetas de Argentina, reconocieron que su interés se debía en exclusiva a que querían ver en persona a Lio Messi, el mejor jugador del mundo.

La selección arribó la noche del lunes a Belo Horizonte después de haber sido despedida por una multitud en Buenos Aires, en donde sueñan con una final Brasil-Argentina en el Estadio Maracaná.

Este martes, Sabella convocó a los jugadores a un entrenamiento privado, pero mañana se presentarán ante el público para demostrar las armas que traen para la justa mundial.

Argentina debutará el próximo domingo frente a Bosnia Herzegovina, como parte del Grupo F que también integran Irán y Nigeria.

ald