MEXICO, 9 de junio.- Corren como el que más aunque accidentes o enfermedades les hayan robado una pierna o, en el caso de los porteros, un brazo. Son los 'Guerreros Aztecas', el equipo de   fútbol de amputados   de la Ciudad de México que en estos días juega con la vista puesta en el Mundial. Pero no el de Brasil, sino en el Mundial de Amputados que se celebrará en México a finales del presente año.

Este equipo de fútbol lleva menos de un año entrenando y aunque sea goleado, como en el partido que celebraron el sábado contra 'Los Dragones', del vecino Estado de México, su ánimo no decae.

Saben cómo superar las adversidades y antes de cada partido lo demuestran. Dejan a un lado sus prótesis, agarran las muletas y bastones en alto se comprometen a dar el máximo en el campo.

La mayoría perdió una de sus extremidades en accidentes de tráfico o por enfermedad. Otros, como Niséforo Bazán, al ser impactado por una bala perdida en una fiesta en el estado de Guerrero.

Algunos siguen luchando contra sus problemas de salud, como Alejandro Balurch, de 17 años. El cáncer provocó que le amputaran una pierna hace dos años y ahora entrena siempre que la quimioterapia se lo permite.

Queremos demostrar que no existen barreras ni limitaciones para conseguir lo que uno desea", asegura el promotor y entrenador de los 'Guerreros Aztecas', Carlos Espinosa.

Y lo que ahora desean es algo que antes de sus accidentes, aunque todos jugaran al fútbol, hubiera sido impensable: Participar en un Mundial.

Estamos entrenando muy fuerte para que alguno de nuestros jugadores sea parte de la selección nacional de México', asegura Espinosa. La justa se llevará a cabo del 30 de noviembre al 8 de diciembre en Sinaloa, en el occidente del país.

fdr