RÍO DE JANEIRO, 8 de junio.- Arjen Robben reaccionó molesto el domingo por una fuerte entrada de su compañero en la selección de Holanda, Bruno Martins, en un entrenamiento en Río de Janeiro previo al Mundial.

Robben la emprendió con Martins después de una entrada, y se quedó tirado en el suelo agarrándose la espalda luego de otra jugada fuerte del zaguero de Feyenoord.

El extremo de Bayern Munich salió brevemente de la cancha, pero luego regresó y no lucía lesionado.

Arjen maneja bien el balón, me pareció que una vez se tiró innecesariamente", comentó Martins. "Tuvimos un pequeño enfrentamiento".

cmb