BUENOS AIRES, 7 de junio.- Argentina ganó 2-0 a Eslovenia en el último amistoso antes de viajar al Mundial de Brasil 2014 y, con apenas unos minutos en cancha, Lionel Messi y sus socios en ataque dejaron en claro por qué sobre ellos descansa la ilusión albiceleste.

Ricky Álvarez al minuto 12 y Messi al 75 marcaron los goles en el Estadio Único Ciudad de La Plata ante unos 30 mil espectadores.

Creo que llegamos muy bien, somos un grupo muy fuerte, que era lo que buscábamos al principio de todo cuando llegó Alejandro (Sabella). Fue lo primero que dijo y creo que lo conseguimos. De a poquito fuimos jugando bien, fuimos ganando confianza’, dijo Messi tras el encuentro.

Ilusionamos a la gente, que antes se había llevado varias desilusiones con la selección’, apuntó el capitán argentino.

Ante la maldición de lesiones que afecta a varios seleccionados, Sabella no quiso correr riesgos y puso en cancha una formación mixta, con la presencia de los habituales titulares Sergio Romero en el arco, el lateral Marcos Rojo y el mediocampista Javier Mascherano. Messi comenzó en el banco.

A poco de iniciado el encuentro, el técnico sacó del campo al volante Lucas Biglia, aquejado por un fuerte golpe.

Argentina, que buscará su tercera Copa del Mundo en Brasil, tomó la ventaja por mérito exclusivo de Álvarez, que agarró el balón casi en la mitad del campo, encontró un hueco de la defensa eslovena y al pisar el área sacó el disparo de zurda.

Al 34', Maxi Rodríguez tuvo el segundo con un remate de media distancia que alcanzó a rozar el arquero Vid Belec y el balón dio en el travesaño.

Belec volvió a lucirse en el arranque del complemento ante un disparo de Álvarez frente al arco, que el guardameta alcanzó a desviar con la rodilla.

Desde las colmadas tribunas bajó el clamor por Messi, y Sabella les concedió el deseo a los 57 minutos. En la primera que tocó el astro del Barcelona generó un tiro libre a favor de su equipo, que ejecutó él mismo a las manos del arquero.

Ya en cancha sus socios de ataque Ángel Di María y Sergio Agüero, Messi dejó su sello en la red. Di María picó el balón, el ‘Kun’ Agüero la bajó de cabeza y Messi definió con un toque suave ante la salida del arquero.

Para Messi, el equipo llega con la madurez justa para ganar el Mundial.

Llegamos justo todos, la mayoría hace muchos años está jugando afuera, ganando experiencia. En el último año a la mayoría le fue muy bien y llegamos con confianza", apuntó.

Argentina debutará el 15 de junio ante Bosnia en Río Janeiro por el Grupo F, que también integran Irán y Nigeria.

fdr