CIUDAD DE MÉXICO, 7 de junio.- Mucha gente en Estados Unidos estará hoy pendiente del Belmont Stakes, la carrera en la que California Chrome, con el mexicano Víctor Espinoza en los lomos, buscará ganar la legendaria Triple Corona de la hípica estadunidense, algo que no ocurre desde hace 36 años.

Como parte de la teleaudiencia estará seguro el personal y los pacientes del hospital City of Hope, de Duarte, California.

En una visita a ese lugar fue donde cambié mi manera de pensar”, comentó a medios estadunidenses el jockey oriundo de Tulancingo, Hidalgo, al referirse a este centro médico especializado en el tratamiento de enfermos de cáncer.  “Entendí que uno se preocupa por muchas cosas que no valen la pena, lo entendí viendo a los niños así como están”, agregó.

Desde hace una década, Espinoza, quien no está casado y tampoco tiene hijos, dona el 10% de sus ganancias al City of Hope.  “Normalmente no lloro, pero lo hago cuando pienso en esos niños”, expuso al periódico Los Ángeles Times.

Con ese mismo corazón, Espinoza llega a la carrera de hoy tras ganar el Preakness Stakes, en Baltimore, apenas dos semanas después de llevarse el Derby de Kentucky.

Sólo en 11 ocasiones un binomio caballo-jinete ha completado las tres victorias el mismo año, y nadie lo ha conseguido desde 1978 cuando Affirmed, montado por Steve Cauthen, ganó en Kentucky, el Preakness y  luego el Belmont. Desde entonces, 11 veces un caballo triunfó en las primeras dos gemas antes de fallar en el Belmont Stakes.

Espinoza es uno de ellos: en 2002, montando a War Emblem, llegó al Belmont Stakes con la misma oportunidad de hacer historia que hoy tendrá; en aquella ocasión terminó octavo.

El mexicano tiene 42 años y 22 de ellos corriendo caballos;  mide 1.57 metros y pesa 51 kilos.  Cuando era niño, su familia se mudó a la Ciudad de México y, ante las carencias y para apoyar a los suyos, fue operador de autobuses de pasajeros.

Luego emigró a Estados Unidos y hoy está muy cerca de ver conquistado su gran sueño: uno que desde 1978 ha sido esquivo para muchos jinetes, sin importar la nacionalidad.

Llega al hipódromo neoyorquino con  3,114 carreras ganadas, las últimas seis montando al tremendo California Chrome, que hoy competirá contra otros 10 equinos; ningún ganador de la Triple Corona ha derrotado a más de siete rivales, pero... “él es el mejor caballo que he visto”, dijo Art Sherman, de 77 años, el entrenador de Chrome.