CIUDAD DE MÉXICO.- La Selección Mexicana de volibol cumplió exitosamente en su debut dentro de la Liga Mundial al derrotar en tres sets a la representación de Túnez, por parciales de 25-22, 25-18 y 25-22, en el primer día de actividades del Grupo F.

La fortaleza tricolor estuvo en el orden defensivo, el liderazgo de Reynold Rangel, en la recepción, los buenos bloqueos de su hermano Pedro Rangel y la certera ofensiva de Jorge Quiñones y Tomás Aguilera.

México en casa no se deja de nadie. Es una motivación comenzar de esta manera”, dijo Pedro Rangel. “Lo más notorio que nos ha fallado es el servicio, el problema es que entrenamos en una cancha de menores dimensiones y, además, el balón flota mucho por la altura”.

El público, apenas dos mil aficionados, ovacionaron cada punto nacional y presionaron a los africanos en cada saque. La entrada de público, menor a la esperada, obligó a los organizadores a dar acceso sólo en la parte baja del Palacio de los Deportes y colocar mantas negras para que en la señal de televisión no se vieran tribunas vacías.

El juego estuvo controlado, a pesar de que en el papel Túnez, por su ranking 13, era favorito. Los ánimos iniciales de México se fueron fortaleciendo conforme Aguilera y Rangel marcaban.

Los africanos tampoco ayudaron demasiado al espectáculo, fallaron en varias recepciones y sus servicios fueron inestables. Cuando lograron hilvanar una buena racha, las torres mexicanas en la red se aparecían para bloquear y sumar a la causa.

Túnez apenas opuso resistencia cuando el entrenador nacional, Sergio Hernández, mandó rotación de equipo y dio oportunidad a los más jóvenes. “La idea es que todos tengan actividad, que vayamos creciendo como equipo y que se puede tener una base sólida para los próximos duelos”, dijo el estratega.

Pero las cosas volvieron al orden cuando los mexicanos, que juegan en clubes europeos: Aguilera y los hermanos Rangel, volvieron a la cancha, ordenaron a los jóvenes universitarios y repartieron el balón para buscar los espacios de ataque.

Para hoy, Túnez y Cuba jugarán en el inicio de la jornada, mientras que México y Cuba disputarán el duelo estelar. Estos mismos equipos viajarán a Túnez para, la próxima semana, la segunda fecha de la Liga Mundial. Los resultados de ambas semanas se sumarán, igual que con los del Grupo G, y los mejores de cada sector, además del mejor segundo lugar y Turquía como país sede, jugarán el Final Four por el ascenso a la Segunda División.