CIUDAD DE MÉXICO, 7 de junio.- La última vez que Carlos Vela apareció en la sala de prensa de la Real Sociedad dio algunas pistas de su próximo destino. En esa presentación, el mexicano aceptó que en San Sebastián ha vivido su mejor etapa como futbolista, aunque aclaró que sería difícil que el equipo de Anoeta lo retuviera en sus filas. 

Las palabras del atacante tuvieron efecto. En Inglaterra aparecieron rumores que aseguraban el regreso de Vela al Arsenal, a pesar de la incomoda relación que lleva con el francés Arsene Wenger, y en España fue relacionado con los tres equipos más importantes de la liga: Barcelona, Real Madrid y el Atlético.

Los 21 goles que consiguió en su último año con la Real Sociedad volvieron a llamar la atención de los mejores equipos de Europa. Vela pasó de ser una de las promesas del viejo continente a uno de los futbolistas más desequilibrantes de España.

La última noticia indica que el futuro del mexicano está en el estadio Vicente Calderón. Los visores de Diego Simeone llevan más de un año analizando el desarrollo del atacante y han concluido que es uno de los candidatos a ocupar el lugar que dejaron  Diego Costa y David Villa.

Los problemas de Carlos Vela aparecen a la hora de definir la forma de su traspaso. La Real Sociedad logró el préstamo del futbolista hace tres años y después lograron un acuerdo para que se quedara de forma indefinida en el equipo que juega en el estadio Anoeta.

En el acuerdo se estableció que el Arsenal podía recuperar al mexicano a cambio de regresar los cuatro millones de euros que pagó la Real Sociedad para mantenerlo en sus filas.

En caso de que la Real Sociedad quisiera venderlo, estaba obligado a abonar la mitad del dinero recaudado por Vela al Arsenal de Inglaterra.

“Vela es nuestro jugador franquicia, el mejor pagado de la plantilla y el trato con el Arsenal, por ahora, nos beneficia mucho en lo deportivo. La intención era retenerlo”, dijo Lorenzo Juarros, director deportivo de la Real Sociedad, hace dos años.

La incapacidad económica de la Real
Sociedad obliga al equipo a analizar las propuestas para venderlo. La más factible era el regreso de Vela al Arsenal de Inglaterra, equipo que sólo pagaría cuatro millones de euros para volver a tenerlo en sus filas.

“Vela ha dicho públicamente que no quiere regresar al Arsenal. Por la gente que le conoce, me consta que Inglaterra no le gustó para vivir. Imagino que prefiere España”, dijo Begoña Pérez, corresponsal de la COPE en Londres, el día que se anunció el pase de Carlos Vela a la Real
Sociedad.

La otra opción de Vela es el Atlético de Madrid. En periódicos del país ibérico se menciona que el equipo rojiblanco está dispuesto a pagar 10 millones de euros por el futbolista mexicano.

El problema sería que la Real Sociedad sólo recibiría la mitad de esa cantidad por ceder los derechos de uno de los mejores futbolistas.

El futuro de Vela está lejos de la Real Sociedad, pero su destino lo definirá el equipo que resuelva su complicada situación contractual.