SAO PAULO, 6 de junio.- Las selecciones de Costa de Marfil y Bosnia Herzegovina desembarcaron esta mañana en territorio brasileño, con retraso respecto a la hora prevista, para concentrarse de cara al Mundial que comienza el próximo 12 de junio.

La escuadra de Costa de Marfil, encabezada por Yayá Touré y Didier Drogba, se convirtió así en la primera selección africana en pisar Brasil para la disputa del Mundial.

El equipo africano arribó a Campinas, a 100 kilómetros de Sao Paulo, y emprendió el viaje hacia Aguas de Lindoia, el lugar elegido para el alojamiento y el entrenamiento de los marfileños.

Costa de Marfil jugará en el Grupo C ante Japón el 14 de junio, en Recife; el día 19 frente a Colombia, en Brasilia, y el 24 medirá fuerzas con Grecia, en Fortaleza.

También esta mañana, los jugadores de Bosnia-Herzegovina aterrizaron con un retraso de casi una hora en el Aeropuerto Internacional de Guarulhos, que opera para Sao Paulo y se dirigieron en autobús a la ciudad de Guarujá, a unos 120 kilómetros de la capital hacia la costa, escoltados por la Policía Militarizada.

En la programación divulgada esta mañana por la comisión técnica de Bosnia-Herzegovina, está previsto que el equipo europeo entrene esta tarde en el Estadio Antonio Fernandes, actividad que podría ser cancelada a causa de las lluvias.

El seleccionado europeo jugará en el Grupo F con su debut ante Argentina, el 15 de junio en Río de Janeiro; el 21 enfrentará a Nigeria, en Cuiabá, y cuatro días después a Irán, en Salvador.

Costa de Marfil y Bosnia Herzegovina se suman a las selecciones que ya se encuentran en suelo brasileño: Australia, Croacia, Irán, Chile, Holanda, Italia y Costa de Marfil.

La llegada de otros cinco países está prevista para mañana: Suiza, Grecia, Japón, México y Colombia.

fdr