SANTIAGO, 6 de junio.- La selección chilena de futbol vivió un susto este jueves durante su traslado al aeropuerto de Santiago, desde donde volaron a Brasil, luego de que el autobús en el que viajaban casi atropella a una fanática.

A pesar del fuerte dispositivo policiaco, una joven se atravesó en medio de los Carabineros y estuvo a punto de ser arrollada.

Los buenos reflejos del chofer del autobús de La Roja hicieron que pudiera frenar a tiempo.

rja