CIUDAD DE MÉXICO, 6 de junio.- México comienza esta noche su aventura en la Liga Mundial de volibol varonil, un torneo al que sólo asisten las mejores selecciones del mundo. El equipo nacional, que hace unos días consiguió el pase al Mundial de Polonia, juega la primera semana de local , como parte del grupo F, contra Túnez, Turquía y el subcampeón mundial Cuba.

Una semana después, México jugará la segunda ronda en Túnez, los resultados de ambas sedes se sumarán y si México es primer lugar de su sector calificará a un Final Four, que tendrá lugar en Turquía.

Ese cuadrangular, al que van los locales y los mejores tres equipos entre los grupos F y G, será la final de la división 3 de la Liga Mundial.

“Para la primera ronda no contamos con Carlos Guerra, ni Gustavo Meyer, tienen compromisos laborales en Suiza”, dijo el entrenador Sergio Hernández. “De los europeos tendremos a Pedro Rangel y Marco Macías”, añadió el entrenador nacional.

México tomará esta edición de la Liga Mundial como fogueo para el Campeonato Mundial de Polonia, que comienza el 30 de agosto, y no propiamente con altas expectativas de subir de división o trascender a las etapas finales.

“Vamos a buscar trabajar de aquí hasta el mundial de manera continua”, comentó Jesús Perales, presidente de la Federación Mexicana de Volibol (FMVB).

Y es que las dos fechas de la Liga Mundial, y un eventual pase al Final Four, serán los torneos más importantes de preparación que tendrá el equipo  representativo de México rumbo al Mundial.

 También está agendada la Copa Panamericana en Tijuana, Baja California, y una serie de partidos amistosos en Europa previo al Mundial.

Para este fin de semana, México jugará todos los encuentros estelares en el Palacio de los Deportes. Hoy contra Túnez, mañana contra Turquía y el domingo Cuba, equipo que lo eliminó en la segunda ronda del Mundial de 2010 celebrado en Italia.