CIUDAD DE MÉXICO, 6 de junio.- “¡Disfrútenla, Rojos! (Enjoy it, Reds!)”, es el eslogan oficial de la Selección Nacional Coreana de Futbol que participará en la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014. Para el representativo nacional coreano, el hecho de clasificar consecutivamente a las últimas ocho ediciones de este torneo ya es un éxito en sí mismo, y quizá podría lograr un mejor resultado disfrutando sin presión de sus partidos.

Después de su primera participación en Suiza 1954, el equipo coreano vivió 32 años de constantes desafíos, hasta lograr su regreso a la fiesta máxima del futbol mundial en México 1986; desde entonces no falta a la cita mundialista, lo que le convierte en el primer país asiático y el sexto en todo el mundo —después de Brasil, Alemania, Italia, Argentina y España— en lograr su boleto ocho veces consecutivas para un mundial de futbol.

En 2002, en el Mundial realizado conjuntamente por Corea y Japón, el primer evento deportivo de su tipo llevado a cabo en territorio asiático y el primero del siglo XXI, el equipo coreano logró un meritorio cuarto lugar. La selección coreana avanzó también hasta octavos de final en Sudáfrica 2010, figurando como el mejor equipo de Asia. Hoy, a diferencia de anteriores ediciones, militan en equipos de las principales ligas europeas destacados jugadores de Corea, lo cual alienta entre los coreanos altas expectativas en el desempeño de su selección durante  la próxima Copa Mundial.

Es justo mencionar, también, la magnífica impresión causada por el club oficial de fans del equipo coreano (los Diablos Rojos o Bulgeun Ahgma, en coreano) durante el Mundial de Corea-Japón 2002, ya que la pasión y buen comportamiento mostrados por dicho grupo de animación fueron reconocidos a nivel mundial, y se espera que alienten con todo su entusiasmo a su selección en tierras amazónicas.

La Copa Mundial de Brasil de este año tiene un gran significado. Luego del tercer campeonato mundial, celebrado en Francia en 1938, la FIFA suspendió la justa deportiva por causa de la Segunda Guerra Mundial, siendo hasta 1950, en Brasil precisamente, que se reanudó el torneo mundialista, como un aporte de la familia del futbol al restablecimiento del orden y la paz internacionales, colapsados durante el episodio bélico. Así, a partir del próximo 12 de junio, y hasta el 13 de julio, cuando se juegue la gran final, habrá de continuar esta tarea fraternal, cobijados por la hospitalidad del pueblo brasileño y las notas del tema oficial para este torneo: “Somos uno” ( “We Are One, Ole, Ola”).

En la edición 2002 de la Copa del Mundo, el tema oficial del anfitrión Corea del Sur fue “Nuevo milenio, nuevo encuentro y nuevo comienzo”.

Esperamos que Brasil 2014 sea una ocasión para continuar con la promoción de la paz y la prosperidad de la comunidad internacional, además de ser el festival del globo.

 

* Embajador de Corea del Sur en México