CIUDAD DE MÉXICO, 6 de junio.- No es el mismo Miguel Herrera, la presión del Mundial le viene arrastrando.

Previo al duelo amistoso contra Portugal trató de mantener en secreto su alineación, la que finalmente dio después de mostrar aún su enojo por lo que Bosnia hizo el anterior juego al modificar su alineación minutos antes del partido, acusó a medios de comunciación de pintar un marrano en el vestidor en Chicago y defendió a su hija de los ataques que dio y recibió en redes sociales.

No es el mismo Herrera abierto y alegre, viene disgustado y preocupado desde hace días. Evade un poco el desgaste cuando se encuentra con personajes como Tom Brady, quarterback de los Patriotas de Nueva Inglaterra en la NFL, con quien posó en una fotografía camino a los vestidores.

Aclaró que el equipo titular de mañana no necesariamente tiene que ser el que aparezca en el debut ante Camerún el 13 de junio.

Va en la portería Corona; defensa con Layún, Maza Rodríguez, Moreno, Rafa Márquez y Paul Aguilar; Gallo Vázquez, Héctor Moreno y Andrés Guardado y adelante Oribe Peralta con Gio dos Santos”, confesó el estratega quien en un principio se había negado a darla.

El punto es que es casi un hecho que esos jugadores inicien el Mundial y ocupará a Guillermo Ochoa en el segundo tiempo contra Portugal porque la duda que realmente tiene es en el arco.

Tratamos de llegar a este partido con la idea de que sea el mayor porcentaje o la base que pueda iniciar el partido contra Camerún”, comentó serio.

Tras muchos partidos de estudio y de experimentar con diferentes alineaciones, Herrera ha dicho que estos  jugadores son los mejores que tiene.

Espero lo hagan muy bien porque me parece que son en este momento lo que mejor vemos dentro de la cancha. La competencia es muy pareja pero estos son los que van sobresaliendo”.

En la portería sigue teniendo las dudas que le causó el que Corona no está al cien por ciento luego del golpe que sufrió por parte del Maza Rodríguez en la despedida ante Israel.

Me tienen rompiéndome la cabeza porque los porteros que tengo lo han hecho muy bien, aún no sé quién va a iniciar el Mundial.”

México entrenó bajo la lluvia en una cancha aledaña al Gillete Stadium y algunos jugadores se toparon con el plantel de los Patriotas de Nueva Iglaterra.

Herrera habló poco del siguiente rival e insistió que lo de Bosnia fue una deslealtad pero que no debió ocupar el término de marranada.