SAO PAULO, 4 de junio.- Los líderes de los trabajadores sindicalizados del metro de Sao Paulo declararon este miércoles una huelga indefinida a una semana del inicio del Mundial de Futbol 2014, lo que se espera cause dolores de cabeza a la población.

Los trabajadores aceptaron reducir su demanda salarial de un aumento del 35% a solo 16.5%, pero rechazaron una oferta del gobierno de un aumento del 8.7%. El rechazo de los líderes fue aprobado en una asamblea general ocurrida este miércoles por la tarde.

Los trabajadores del metro de Sao Paulo ganan unos 1,300 reales al mes (siete mil 500 pesos).

La huelga indefinida seguramente causará dolores de cabeza a los habitantes de la metrópoli de 10 millones de personas, ya que el metro es utilizado todos los días por cuatro millones de personas.

Sao Paulo será sede de seis juegos de la Copa del Mundo, incluyendo el inaugural entre Croacia y Brasil el próximo 12 de junio.

La huelga no es la única en Brasil a solo unos días de iniciar el Mundial. En semanas recientes conductores de autobuses públicos también se fueron a huelga en Sao Paulo, Rio de Janeiro y Salvador.

En mayo hubo una protesta de la policía en Recife que culminó en saqueos de tiendas, mientras que en Belo Horizonte una huelga de burócratas afectó a la ciudad casi todo mayo. 

rja