NUEVA YORK, 4 de junio.- Adrian Peterson se solidarizó con los ex jugadores de la NFL que están demandando a la liga por el tema de los fármacos y otros medicamentos que les proporcionaron durante sus días en activo.

Más de 600 ex jugadores sostienen que los fisiatras y entrenadores de la NFL, y a menudo de manera ilegal, suministraron poderosos fármacos y otras sustancias sin prescripción durante los días de juego para enmascarar el dolor. Los jugadores reclaman que desde entonces han tenido algún tipo de padecimiento, desde adicción hasta degeneraciones musculares u óseas, y daños permanentes a los órganos vitales o al sistema nervioso.

2012 gana la nominación al Jugador Más Valioso

Peterson, quien tuvo un veloz regreso después de romperse los ligamentos de la rodilla para ganar la nominación al Jugador Más Valioso en 2012, dijo que se ha asegurado completamente de estar informado acerca de lo que le han proporcionado durante su carrera con los Vikingos de Minnesota, y en la Universidad de Oklahoma.

Es una situación muy desafortunada", comentó Peterson. "Cualquier cosa que he tomado para aliviar el dolor, siempre he sabido qué es y jamás me lo he tomado contra mi voluntad. ¿Los efectos secundarios? No sé si alguna vez eso se lo explicaron a ellos antes".

"Espero que esto salga a su favor. La NFL ahora y entonces, quizás esto nos dé una mejor idea de lo que ocurrió en aquel entonces. Tú tomas tus propias decisiones, pero si no te explican (las repercusiones)...".

Peterson se aproxima a su octava temporada en la NFL y es uno de los más respetados jugadores en la liga. Su vuelta tras una severa lesión de rotura de ligamentos en la rodilla izquierda para casi imponer un record de yardas por carrera, está considerado como uno de los regresos más memorables. Aún sigue recibiendo cumplidos por haberse rehabilitado tan bien, tan rápido y volver a ser determinante.

ald