SAN ANTONIO, 3de junio.- Tony Parker prevé que jugará el primer partido de la final de la NBA. Los Spurs comienzan su serie de revancha contra Miami el jueves, y su armador estelar se está recuperando de una torcedura del tobillo izquierdo.

Mejora cada día y espero que juegue", dijo el jueves el entrenador de San Antonio, Gregg Popovich.

La lesión de Parker se agravó el sábado. El jugador francés se perdió la segunda mitad del partido en que los Spurs ganaron la final de la Conferencia del Oeste, frente al Thunder de Oklahoma City.

Parker no entrenó el martes pero confió en estar de vuelta este miércoles.

Durante esta postemporada, Parker es líder del equipo, con un promedio de 17,2 puntos y 4,9 asistencias. Sin embargo, se ha visto aquejado por las lesiones en las últimas dos rondas.

Siempre traté de ser honesto con Pop", dijo Parker en referencia a su entrenador. Él sabe todo, pero si estoy al 50% trato de jugar. Si estoy a menos del 50%, entonces podemos discutirlo".

Parker aceptó que el tobillo le ha dado molestias desde la serie de la segunda ronda de los playoffs ante Portland, aunque no lo divulgó en su momento.

No me gusta hablar cuando estoy lastimado. Jugué así toda la serie frente a Portland. Por eso pienso que me lastimé el tendón de la corva, porque jugué con un problema de tobillo".

Parker sufrió rigidez en el tendón de la corva izquierda en el segundo periodo del quinto partido contra los Trail Blazers. Se perdió el resto de la serie.

En cambio, no se ausentó de ningún partido de la final del Oeste por el problema en la corva. Pero se resintió del tobillo en el cuarto encuentro ante Oklahoma City.

"Me volví a torcer, pero no dije nada", comentó. "Jugué así, y en el sexto partido, creo que mi cuerpo dijo, 'basta ya'. El momento fue bueno para descansar cinco días, mejorar y estar listo para el primer partido" de la final.

Aun así, San Antonio logró amarrar la serie, al imponerse 112-107 a Oklahoma City en tiempo extra, para avanzar a la sexta final en su historia.

cmb