CIUDAD DE MÉXICO, 3 de junio.- Conoce los puntos fuertes de cada uno de los integrantes del Grupo A, sector en el que la Selección Mexicana buscará superar a Camerún, Brasil y Croacia.

Brasil. oportunidad de revancha

A 64 años del maracanazo, el scratch concentra su energía en el sexto título del mundo. Felipao lo ve cerca.

Brasil tendrá su revancha después de 64 años. A partir del 12 de junio,  en su segundo Mundial de futbol organizado en casa, sus esfuerzos estarán encaminados a la cicatrización de una herida profunda llamada Maracanazo. 

Poco importa que la selección haya cambiado el color de su camiseta (antes blanca y hoy amarilla), o que desde entonces conquistara cinco Copas del Mundo. El recuerdo de aquella derrota ante Uruguay (1-2), en 1950, constituye una oportunidad de resarcimiento para los dirigidos por Luiz Felipe Scolari.

El Scratch, como anfitrión, calificó directo a la competencia mundialista. Además se encargó de ganar la Copa Confederaciones (ante España) y mostró un nivel asombroso en los partidos de preparación que tuvo hace algunos meses.

Felipao ya dirigió dos mundiales como jefe del banquillo: en Corea-Japón 2002 se consagró ganando el título con Brasil ante Alemania (0-2) con dos goles de Ronaldo; en Alemania 2006 llegó hasta el cuarto puesto con Portugal. 

Los brasileños tendrán su centro de concentración en la Granja Comary, un lugar que desde 1987 utilizan para llevar a cabo sus entrenamientos. El predio, que incluye seis canchas profesionales, se ubica en Teresópolis, a 90 kilómetros de Río de Janeiro y cuenta con un gimnasio de última generación.

“Es difícil ser humildes cuando somos los mejores. Estoy cada vez más convencido de que vamos a ganar el Mundial. Hay selecciones que sólo ganaron uno y se creen que son las mayores. Imaginen nosotros que ganamos cinco”, afirmó Felipao en una de sus conferencias de prensa previas a la preparación de la Copa.

Acostumbrada a la mercadotecnia, Brasil tiene en Neymar al futbolista que más playeras vende.

Camerún. Feroz por naturaleza

Los Leones indomables recuperaron el liderazgo de samuel eto’o y se han hecho fuertes ante las dificultades.

El León se define por naturaleza como un animal salvaje, fuerte, sobreviviente de las dificultades de su hábitat y raramente miedoso. Su descripción sirve como marco de referencia de lo que será Camerún en la Copa del Mundo, un equipo que superó con comodidad las eliminatorias africanas  y presentó argumentos para hacerle frente a cualquiera. 

A sus 33 años, Samuel Eto’o continúa caminando al frente de los Leones Indomables. Ya no es el mismo delantero que arrancaba con el balón y superaba a los defensas con su sola potencia; sin embargo, cuando hay que hacer goles y aportar experiencia, aparece casi siempre en el momento adecuado.

Después de un partido ante Libia, el futbolista del Chelsea había anunciado su retiro de la selección. Argumentó tener problemas familiares, aunque después se hicieron públicas sus diferencias con algunos de sus compañeros.

Mucho tuvieron que ver el técnico nacional, Volker Finke, y la intervención del presidente del país africano, Paul Biya,  para que en noviembre Eto’o volviera a verstir la camiseta de los Leones Indomables y además fuera elegido capitán.

“En los últimos meses hemos hablado largo y tendido al respecto con los jugadores y con el capitán Samuel Eto’o, lo que nos ha permitido alcanzar una situación en la que reina un gran espíritu de equipo, que es lo que ha conducido al éxito”, declaró Finke, como prueba de la confianza que existe en el interior del equipo.

Camerún tendrá su búnker en la ciudad deportiva del club Vitoria y será el primer adversario que se cruzará en el camino de la selección mexicana en el Mundial.

Croacia. Un enigma a descubrir

Después de clasificarse en el repechaje, los croatas han forzado el trabajo para definir una idea propia de juego.

Croacia perdió aire al final de las eliminatorias europeas y le terminó costando. No volvió a recuperar su nivel más alto de rendimiento, a pesar de imponerse en el repechaje a Islandia y contar con un grupo de jugadores trascendentes como Luka Modric, Ivan Rakitic, Mario Mandzukic e Ivica Olic.

Dado que son el primer adversario de los locales, se pusieron varias condiciones para el alojamiento de la delegación croata. El hecho más curioso es que pidieron llevar a su propio cocinero para evitar inconvenientes con la comida.

Los croatas se resguardarán en el Tivoli Eco Resort, donde, a pesar de aceptar el hospedaje de otras personas, no admitirán el contacto con los aficionados durante la sesión de entrenamientos. El lujoso complejo se ubica a 50 kilómetros de Salvador de Bahía, en el municipio de Mata de Sao Joao.

“Nuestra labor se centra en llegar a la mente de los jugadores, porque en el futbol la cabeza lo es prácticamente todo. Si lo logramos, estoy convencido de que tendremos muchas posibilidades de trascender en la competencia”, aseguró Niko Kovac, entrenador del equipo desde octubre de 2013, cuando su antecesor Igor Stimac fue destituido.

De haberse mantenido sano y ser elegido en la lista definitiva, el guardameta Stipe Pletikosa se habría convertido en el primer futbolista de su país con la mayor cantidad de partidos jugados en la selección. Por ahora sigue estando a uno del récord de Darío Simic, quien acumuló 100 participaciones.

Croacia abrirá el Mundial enfrentando a Brasil en la ciudad de Sao Paulo, el 12 de junio. Después tendrá que enfrentar a Camerún, en Manaos, y finalmente será el último rival de México, en Recife, en lo que respecta al Grupo A.

México. Retador de las dudas

Tras una agitada eliminatoria, el tricolor llegó a Brasil con la obsesión de superar el quinto partido.

México se metió al Mundial por la puerta trasera, empujado in extremis por Estados Unidos  cuando sus posibilidades parecían agotadas. El repechaje ante Nueva Zelanda le brindó al Tricolor la última oportunidad de todas las que gastó en el hexagonal de la Concacaf para calificar y al final no tuvo más que aprovecharla. 

El proceso incluyó cuatro cambios de técnicos (José Manuel de la Torre, Luis Fernando Tena, Víctor Manuel Vucetich y Miguel Herrera) y futbolistas que se negaron a formar parte del equipo como Carlos Vela, figura en la Real Sociedad.

Las dudas, que parecían irse despejando tras la llegada del Piojo, vuelven a rondar la concentración del Tricolor tras la lesión de dos de sus convocados: Juan Carlos Medina y Luis Montes, ambos lastimados y descartados para la competencia. En su lugar, se subieron al barco de navegación tanto Miguel Ponce como Javier Aquino.

La Selección Nacional permanecerá en la ciudad de Santos, en Sao Paulo, hospedada en el hotel Parque Balneario, uno de los más antiguos y tradicionales del lugar. 

“Les recomiendo a los jugadores que se cuiden: un buen fin de semana no les garantiza un lugar en la selección y mucho menos en el Mundial. Preparar estos partidos es importante para que el equipo se vea mejor en el entendimiento, pero no hay otra idea más que el resultado ante Camerún es el más importante”, dijo Miguel Herrera, en una de sus más recientes conferencias de prensa.

Aunque no ocurrirá en Brasil, México es el país que más veces participó en el partido inaugural de un a Copa: Uruguay 1930, Brasil 1950 México 1970 y Sudáfrica 2010.

Listo el rol de juegos

El balón rodará en medio de una fiesta.

El anfitrión hará rodar el balón a partir del 12 de junio ante Croacia, en la cancha de la Arena de Sao Paulo. Las entradas para el partido se acabaron pocos días después de anunciarse en el sistema de compra.

El turno para México y Camerún llegará el martes 13, en el estadio Das Dunas, donde los dirigidos por Miguel Herrera buscarán conseguir el triunfo a toda costa para conservar sus aspiraciones de llegar a la siguiente ronda, sin necesidad de depender de otros resultados.