CIUDAD DE MÉXICO, 2 de junio.- L a posición más enrevesada de la Selección Nacional se resolvió por los mejores arqueros que tiene el país.

Terminada la coyuntura entre la relación de Miguel Herrera con Moisés Muñoz, su portero en sus días y años en el América, el entrenador nacional llamó a Jesús Corona por ser, quizá, el mejor arquero de los últimos torneos en México, Guillermo Ochoa, por su gran capacidad mostrada en el futbol francés, y Alfredo Talavera, que por méritos propios se ha hecho de un sitio en Brasil 2014, a pesar de que tiempo atrás se le ligó a la selección por su buena amistad con el exseleccionador José Manuel de la Torre.

“Es la posición donde menos preocupaciones tengo, pero en la que más jaqueca me dio al seleccionar a los porteros. Desgraciadamente tuve que dejar fuera a Muñoz y le tengo que pedir una disculpa”, mencionó Miguel Herrera.

De un tiempo a la fecha, el portero titular en el Tricolor parece ser proporcional al trabajo de Jesús Corona.

Ágil, seguro de manos, casi imposible que dé algún rebote, el portero de Cruz Azul tuvo que lidiar contra sí mismo y la paciencia en su carácter para no caer del sitio principal en el equipo nacional.

Sus peores errores nunca pasaron bajo de los tres postes sino lejos de éstos, cuando tuvo conflictos a puñetazos en bares o con preparadores físicos en riñas durante algún partido.

Sin embargo, aunque su personalidad sea inhibida, Corona es pura pasión.

Herrera confía en él porque lo tuvo en Tecos de 2008 a 2010, sabía que podía confiar en él.

“Me siento bien, listo para ser el portero de México en la Copa del mundo”, ha revelado Corona.

El otro importante en el arco nacional es Guillermo Ochoa, jugador del Ajaccio hasta el Mundial, y que para el siguiente semestre tendrá que enrolarse con otro equipo, ya que el descenso del equipo de Córcega lo convierte en su mejor transacción del verano.

Ochoa se volvió ídolo en un club humilde y mejoró sus cualidades junto a Enrico Pionetti, un italiano con vocación de maestro, preparador de porteros del Ajaccio, que lo hizo mejorar en sus salidas por alto.

Ganó fama en Europa y se cataloga su nombre como refuerzo para equipos que podrían pelear puestos de competencias internacionales en un futuro.

Aunque condicionó su paso por la portería, según manifestó en un tiempo José Manuel de la Torre, se presenta a Brasil con la idea de pelearle el puesto a Jesús Corona.

Alfredo Talavera es, de los tres porteros, el que menos reflectores tiene. “Todos le aplauden a Corona y a Memo, pero no se olviden de Talavera. Él no hace mucho ruido, pero sí hace muy bien su trabajo, entonces todos tienen oportunidades”, mencionó Miguel Herrera.

Al ser el portero del Toluca campeón que dirigía José Manuel de la Torre, Talavera apareció con asiduidad en la Selección Nacional.

Su nombre siempre fue debatible, pero sus actuaciones pulcras lo mantuvieron hasta la lista final. Y tiene posibilidades de jugar.

Nombre: ALFREDO TALAVERA
Posición: Portero
Club: Toluca

Méritos propios

Es buen amigo de José Manuel de la Torre, que confiaba en él ciegamente. Eso le trajo consecuencias durante sus diversos llamados, pues se presumía de favoritismo al vestir la playera nacional. Nada detuvo a Talavera, que siguió trabajando y destacando por atajadas sensacionales y salidas eficaces en cada partido del Toluca. El cambio de técnico no lo alejó del Tricolor; al contrario, ganó mayor confianza y compite por el puesto de la titularidad con todas las posibilidades de lograrlo. Nadie le ha regalado nada, ni siquiera una oportunidad. Todo se lo ha ganado a pulso por su seguridad en el arco.

NOMBRE: JESÚS CORONA

POSICIÓN: Portero
Club: Cruz Azul

FAVORITO EN EL ARCO

Conoció a Miguel Herrera en 2008, cuando coincidieron en los Tecos de la Universidad Autónoma de  Guadalajara. Entonces, Corona ya había sido refuerzo de Chivas en la Copa Libertadores y un amigo cercano le dijo que si deseaba trascender, tenía que irse a un equipo importante. Le llegó Cruz Azul al guardameta y a Herrera el América. Ahora coinciden en la selección y, de entrada, parte como favorito del técnico para ser el titular en el arco mexicano, a pesar de que Ochoa venga con la experiencia del futbol francés. Además, Corona tiene muchas cosas a favor: seguridad, porte, solvencia, reflejos y carácter.

NOMBRE: GUILLERMO OCHOA
Posición: Portero
ÚLTIMO Club: Ajaccio (Francia) Busca equipo

Toda la seguridad

Decidió continuar su carrera en el futbol en Francia. Se fue a un modesto equipo llamado Ajaccio. Luego de tres años ha mejorado en todos los aspectos, pero sigue esperando una oportunidad en el Mundial, la cual tendrá que pelear con Jesús Corona. Nació en Guadalajara en 1985 y Leo Benhakker, en el América, le notó condiciones para el primer equipo en 2004. A partir de su debut su carrera fue meteórica, a pesar de que Óscar Ruggeri lo relegó. Pero en 2005, con Mario Carrillo y con apenas 20 años, fue campeón con el América y se hizo de una popularidad inusitada en los últimos tiempos.