CIUDAD DE MÉXICO, 1 de junio.- La selección de Bélgica volvió a confirmar las excelentes sensaciones que ya dejó durante la fase de clasificación para el Mundial de Brasil, tras imponerse por 0-2 a Suecia con goles de Romelu Lukaku y Eden Hazard.

Lukaku, que ya firmó tres tantos el pasado lunes ante la modesta Luxemburgo, evidenció ante los nórdicos que llega en perfecto estado de forma a Brasil, donde el jugador del Everton inglés será uno de los futbolistas a seguir.

Jugadores como el centrocampista Axel Witsel que se adueñó por completo de un encuentro en el que Suecia evidenció que en ausencia de Zlatan Ibrahimovic, quien estuvo en el banco de suplentes, apenas pasa de la condición de equipo rocoso.

Todo lo contrario que la selección belga, que liderada por el magnífico Witsel, acompañado en media cancha por Moussa Dembele, desplegó en el primer tiempo minutos de gran calidad, que pudieron propiciar un marcador más abultado.

De hecho, la presencia del central Vincent Kompany convirtió cada saque de esquina favorable para los belgas en una ocasión, pero unas veces la falta de puntería y en otras los postes, como en un disparo lejano de Kevin de Bruyne que se estrelló a los quince minutos en el larguero, evitaron el gol.

Un tanto que llegaría finalmente para los de Marc Wilmots a los 35 minutos de juego en un disparo lejano de Lukaku, tras un robo de balón, en el que el atacante belga combinó a la perfección precisión y potencia.

Ventaja que Bélgica pudo ampliar dos minutos más tarde, en el 37, con un remate de cabeza de Van Buyten, que el meta local Andreas Isaksson evitó que acabará en las redes con una magnifica intervención.

Satisfecha con el marcador, la selección belga bajó su intensidad en la segunda mitad, lo que posibilitó una pequeña reacción del conjunto local, aunque sin crear apenas peligro, más allá de algún que otro lanzamiento lejano, sobre la portería defendida por el portero del Atlético de Madrid, Thibouth Courtois.

Eden Hazard, otro de los destacados del conjunto belga, firmó a los 78 minutos el definitivo 0-2 tras resolver con un certero disparo una pared con el joven Divock Origi.

Un convincente triunfo que acrecienta las expectativas de Bélgica, que cerrará la fase preparación el próximo sábado con un nuevo amistoso ante Túnez, de cara a un Mundial, en el que los "Diablos Rojos" se medirán en la primera fase con Argelia, Rusia y Corea del Sur.

fdr