CIUDAD DE MÉXICO, 30 de mayo.- El mensaje de Carlos Cuadras fue directo: “lo voy a mandar como el perro arrepentido, con la cola entre las patas y con el hocico partido.”

El boxeador capitalino dejó en claro que mañana saldrá con todo en el combate en el que buscará el título mundial de peso Supermosca del CMB contra el tailandés Srisaket Sor Rungvisai  en la Sala de Armas Agustín Melgar, en la Ciudad Deportiva de la Magdalena Mixhuca.

Sin embargo, y ante tal amenaza, el asiático no se quedó callado y respondió a las amenazas del mexicano con buen humor.

Estoy muy bien preparado para esta función y por eso este cinturón de campeón se va a regresar conmigo a Tailandia”, dijo Rungvisai, quien continuó el juego de palabras.

El cinturón se lo va a llevar porque es de él, pero el título se queda en México porque lo voy a noquear en el sexto o séptimo”, amenazó Cuadras, aunque nuevamente el tailandés respondió.

Si él quiere un cinturón le regalo uno pequeño, pero el de campeón se regresa a  Tailandia y a ver quién sale noqueado.”

El pesaje es hoy a las 12:00 horas en el Ángel de la Independencia, y será abierto al público.