El próximo día 12 de junio empieza la Copa del Mundo de Futbol en Brasil. Va a ser un evento multitudinario y vivido apasionadamente en muchos países del mundo y Portugal y México no van a ser una excepción.

Los resultados de la selección de futbol de Portugal han mejorado mucho en los útimos veinte años con la progresiva exportación de los mejores jugadores portugueses para las mejores ligas europeas, como Inglaterra, España e Italia.

Hasta el final de la década de los 80, la única excepción a la modesta participación de Portugal en fases de calificación para mundiales ha sido su participación en la edición de Inglaterra 1966, con la presencia del mítico Eusébio da Silva Ferreira, La Pantera Negra de Mozambique, recientemente fallecido. Portugal se ha quedado en tercer lugar en ese torneo y su selección tenía otras grandes figuras, además de Eusebio, como Mario Coluna, José Augusto, José Torres y  António Simões, que constituían una delantera temible. Esta copa ha consagrado a Eusébio, el mejor goleador del torneo con nueve tantos. Portugal beneficiaba, entonces, mucho de la importación de jugadores de sus colonias en África, que además se quedaban jugando en la liga portuguesa.

Portugal es actualmente la tercera mejor selección del mundo en la clasificación de FIFA. La selección portuguesa empezó a mejorar sus resultados a partir de la llamada “generación de oro” a finales de la década de los 80, que incluía a grandes jugadores como Figo, Rui Costa y João Pinto. Esa generación a ganado dos copas del mundo Sub 21 en 1989 y en 1991.  En los últimos treinta años la selección portuguesa ha llegado tres veces a las semifinales de la Copa de Europa y dos veces a la semifinal de la Copa del Mundo. Por otro lado, también la escuela de entrenadores portugueses se ha vuelto famosa, siendo sus figuras más conocidas los entrenadores José Mourinho y Carlos Queiroz. En México tenemos el privilegio de contar con la presencia de Pedro Caixinha, entrenador del Santos Laguna, desde hace año y medio. 

En 2004 Portugal organizó la Eurocopa y el país vibró intensamente con ese evento. Portugal ha llegado a la final del torneo perdiendo inesperadamente contra Grecia.

La actual gran figura del futbol portugués (y mundial) es Cristiano Ronaldo.  Es uno de los mejores jugadores del mundo, así como también Leo Messi, y ha ganado este año, por segunda vez, el trofeo de Mejor Jugador del Mundo otorgado por la FIFA. Ha ganado también muy recientemente el trofeo  “Pichichi” en España y ha sido, por tercera vez,  el mejor goleador en Europa junto a Luis Suárez. Jugó la final de la Liga de Campeones de Europa contra el Atlético de Madrid, en Lisboa, en el Estadio da Luz y aportó el cuarto gol con el que el Real Madrid llegó a diez títulos, la esperada décima.

Lo que Portugal podrá conseguir en el Mundial de Brasil, depende mucho de la condición física de sus jugadores, sobre todo de Cristiano Ronaldo.  Su grupo no es fácil: además de la favorita Alemania, Portugal tendrá que enfrentar a Ghana y a Estados Unidos, que serán también adversarios difíciles.  Antes del mundial, tendremos la oportunidad de disputar un partido particular con México, el próximo día 6 de junio, para preparar el Mundial y celebrar los 150 años de relaciones diplomáticas bilaterales.

Los portugueses de México van a vivir intensamente la Copa del Mundo y nos vamos a reunir para ver los partidos de Portugal en lugares como los restaurantes  La casa Portuguesa ( Polanco) y “Lusitano” (Colonia Roma Norte).

El Mundial va a ser una gran evento deportivo y una gran fiesta. Una oportunidad única para convivir, celebrar el deporte y reforzar la amistad entre las naciones.

 

* Embajador de Portugal en México