SAO PAULO, 29 de mayo.- Pelé espera que en el Mundial de Brasil no se repita el episodio en el que la selección de su país, 64 años atrás, perdió la final por 1-2 ante Uruguay con gol de Alcides Ghiggia en el estadio Maracaná.

Ojalá nadie repita lo de Ghiggia en 1950. Lo que todos esperamos es que Brasil haga una buena Copa Mundial, llegue a la final y, de ser posible, se quede con el título. No quiero recordar lo que pasó en 1950", señaló Pelé al aludir al 'Maracanazo' en una entrevista con la FIFA.

"El futbol es una caja de sorpresas y no gana el mejor. En 1982, por ejemplo, Brasil tenía el mejor equipo, pero perdimos con Italia y quedamos eliminados", advirtió Edson Arantes do Nascimento.

"Sólo quiero pensar en positivo, que Brasil va a ganar la Copa. Eso quiero creer", declaró el ídolo brasileño.

"Por primera vez vi a mi padre llorar, y fue por esa derrota. Yo tenía nueve o diez años y recuerdo verlo a él junto a la radio. Lo vi llorando y le pregunté ¿por qué lloras papá? Y él me contestó: Brasil perdió el Mundial. Ésa es la imagen que me quedó grabada de 1950", evocó.

Sin embargo, Pelé destacó que ocho años más tarde, en el Mundial de Suecia 58 y con él con 17 años, Brasil conquistó su primer título mundial.

"Le dije: no llores papá, voy a ganar el Mundial para ti. Lo dije por decirlo simplemente, pero ocho años más tarde fui convocado para la selección y ganamos el título. Jugué cuatro Copas Mundiales y gané tres, incluyendo la última en (México) 1970. Podría decir que Dios me devolvió todo", subrayó.

Sobre sus logros, Pelé comparó su primer título en 1958, cuando era un chico de 17 años "que el único sueño era integrar el equipo" y el de 1970, en el que era un jugador maduro y con "mayor responsabilidad".

ald