CIUDAD DE MÉXICO, 29 de mayo.- La regularidad alrededor de los 500 puntos en la prueba individual es la meta del clavadista Rommel Pacheco, quien ayer viajó con el resto de la selección nacional de clavados a Canadá, donde se llevará a cabo la quinta etapa de la Serie Mundial de esta temporada.

El objetivo es perfeccionar los clavados, que la competencia salga como es debido, quiero estar en la individual pegado a los 500 puntos y en sincronizado arriba de los 430”, se propuso Pacheco. “Espero que ahora sí el resultado  nos permita estar en una medalla y que se vea el resultado del trabajo”, añadió el yucateco.

El mexicano, olímpico en 2004 y 2008, reiteró que esta competencia y la que se realizará en Monterrey una semana después, son preparación para la Copa del Mundo de julio en China.

Los importantes son la Copa del Mundo y los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz (noviembre), hay que estar al cien con esas dos”, afirmó.

Rommel Pacheco decidió abandonar la plataforma de 10 metros al ser superado en los selectivos nacionales para los olímpicos de 2012, y a partir del año anterior se especializa en el trampolín de tres metros.

Había considerado que tenía posibilidades; pero sinceramente creí que tardaría un poco más para tener un buen nivel, creo que he evolucionado bien gracias a la experiencia y los años que llevo en este deporte”, dijo Pacheco. “Soy trabajador y lucho por conseguir mis metas”, añadió.

Pacheco ganó en el Mundial de 2013 la medalla de bronce al lado de Jahir Ocampo en la prueba sincronizada, la mejor opción que tiene para un podio olímpico. “Trabajo día con día para poderme despedir de este deporte con una medalla olímpica. Nada está escrito, pero me enfoco en estar lo mejor posible y en estar parado en el podio en Río”, dijo.