CIUDAD DE MÉXICO, 27 de mayo.- Comprometido a dar la cara no sólo por el arbitraje mexicano, sino por el país entero, es como se expresó el árbitro central Marco Antonio Rodríguez, quien en Brasil 2014 participará en su tercera Copa del Mundo.

Con base a la experiencia que hemos adquirido, me siento igual de comprometido, obvio consciente de la responsabilidad que conlleva dirigir partidos de alta competencia. Por otro lado, hoy el presidente Enrique Peña Nieto hace saber que somos una transferencia de embajadores'.

Y de esa manera vamos a representar a nuestra nación, a nuestra gente, a la escuela arbitral, con una muy buena preparación', dijo Rodríguez.

Manifestó que no puede hablar de las metas que trazó junto con los árbitros asistentes, Marvin Torrentera y Marcos Quintero, ya que es algo que construyen poco a poco.

Las hemos estado construyendo paso a paso, no las damos a conocer porque el mundo del arbitraje no es como los equipos, ellos meten goles avancen o no. De nuestro lado no es tanto así, es un sinnúmero de factores de nuestro trabajo para trascender', argumentó.

Más allá de eso, dejó en claro que harán su "mejor esfuerzo, sobre todo con la gran capacidad que nos ha dado la sabiduría y profesionalismo que tiene el equipo, Marvin Torrentera y Marcos Quintero, y vamos a hacer las cosas de una gran manera".

Finalmente, Marco Rodríguez dijo que el sábado viajarán a Brasil, y acotó que los silbantes deberán ser factores para alcanzar las metas que la FIFA busca en esta justa mundialista.

El futbol a ese nivel es eso, de alta exigencia, se juega un futbol excelso, y los árbitros contribuiremos al proyecto internacional de la FIFA', ponderó.

fdr