BERLÍN, 27 de mayo.- Un acto publicitario de la selección de Alemania en colaboración con la empresa fabricante de automóviles Mercedes-Benz acabó hoy con dos personas en el hospital después de que fuesen atropelladas por uno de los autos que participaban en ella.

Durante el acto, que tuvo lugar en el Valle de Passiria (norte de Italia) zona donde se concentra estos días el equipo germano, uno de los coches, conducido por el piloto Pascal Wehrlein, atropelló a dos personas mientras conducía por una vía estrecha, según explicó Mercedes-Benz en un comunicado.

Wahrlein se había acercado hoy junto al piloto de Fórmula Uno y actual líder del mundial, Nico Rosberg, a la concentración del norte de Italia donde Alemania se prepara para el próximo Mundial.

Tras visitar las instalaciones, el fabricante de coches, uno de los patrocinadores oficiales del equipo germano, tenía previsto que ambos pilotos condujesen, en un recinto cerrado, algunos coches en compañía de los jugadores.

Junto a Wahrlein estaba sentado en el asiento del copiloto el jugador del Schalke 04, Benedikt Höwedes, mientras que el centrocampista Julian Draxler acompañaba a Rosberg.

Uno de los heridos, que no pertenecen ni al equipo de la selección alemana ni al del fabricante de coches, tuvo que ser trasladado en un helicóptero de salvamento debido a la gravedad de sus heridas.

A causa del accidente, el seleccionador Joachim Löw decidió anular el partido que estaba programado que su equipo jugase contra la selección alemana sub-20, sustituyéndolo por un entrenamiento a puerta abierta.

La Federación Alemana de Futbol lamentó el accidente y aseguró que sus "pensamientos están con los heridos", aunque rechazó dar más detalles sobre el estado de estos.

Por su parte, la portavoz de Mercedes-Benz, Claudia Merzbach, también deploró lo sucedido, a pesar de que se hizo "todo lo posible por la seguridad", y como adelantó que la compañía "hará todo lo posible para aclarar el accidente".

ald