CIUDAD DE MÉXICO, 25 de mayo.- Con 15 vueltas para concluir el Gran Premio de Mónaco, el piloto mexicano Esteban Gutiérrez tuvo que abandonar la competencia al cometer un error que lo dejó con un neumático reventado.

En palabras del propio Esteban, fue quizá el error más doloroso que ha cometido en su carrera, pues fue un contacto provocado por él y no por otro monoplaza, justo cuando marchaba en la zona de puntos.

Por desgracia no pude terminar la carrera. Fue probablemente el error más doloroso de mi carrera. Toqué la barandilla y se pinchó la llanta, eso fue el final de la carrera’.

El comienzo fue genial, ya que era capaz de ganar algunas posiciones durante las primeras vueltas. Tengo que ofrecer una disculpa a todo el equipo por lo sucedido, me siento muy apenado’, dijo al término de la competencia.

El regiomontano cumplía con una buena actuación a pesar de que fue sancionado por estar fuera de su sitio en la parrilla de salida, sin embargo, una estrategia inteligente lo catapultó a la zona de puntos, donde permanecía cuando ocurrió el percance.

Fue un pequeño contacto y eso simplemente terminó la carrera, son cosas que son difíciles de aceptar, no hay nada más que hacer, hay que darle vuelta a la hoja y no perder la esperanza para las carreras que siguen', apuntó.

fdr