CIUDAD DE MÉXICO, 23 de mayo.- Donald Sterling aceptó ceder el control de los Clippers de Los Ángeles a su esposa, y sería la responsable en vender al equipo de la NBA, dijo el viernes una persona con conocimiento de las negociaciones a la agencia AP.

La persona, que no estaba autorizada a hablar públicamente sobre el pacto, indicó que la pareja llegó a un acuerdo después de varias semanas de discusiones.

Shelly Sterling intentará resolver la situación de forma cordial. Realiza conversaciones con su abogado y los abogados de la NBA desde hace dos semanas. La persona dijo que Shelly Sterling quiere tener control sobre la transacción, y no tiene planes de demandar a la liga.

Ella quiere que sea algo amable', señaló.

El comisionado Adam Silver suspendió a Donald Sterling de por vida y lo multó 2.5 millones de dólares por comentarios racistas. La Liga lo acusó de dañar su imagen y a sus equipos, y de incurrir en conducta que imposibilita su relación con los fanáticos y socios comerciales.

Los dueños de equipo van a votar para decidir si lo obligan a vender el equipo. Sterling tiene hasta el próximo martes para responder.

Si tres cuartas partes de los otros 29 dueños de equipo votan a favor de las acusaciones, Sterling será obligado a vender el equipo que compró en 1981. Silver confía en contar con los 23 votos necesarios.

fdr