CIUDAD DE MÉXICO, 23 de mayo.- El sexto sitio conseguido por el piloto mexicano Sergio Pérez durante la segunda sesión de entrenamientos del Gran Premio de Mónaco son la muestra de que el Principado es una pista propicia para el originario de Jalisco, sin embargo, luego de tres apariciones en esta carrera aún no logra sumar un solo punto en la misma.

Mónaco es una pista donde el talento del piloto puede hacer que las carencias de un monoplaza sean subsanadas; Checo lo ha conseguido en años anteriores, tanto en su paso con Sauber como con McLaren, sin embargo, su ímpetu ha sido un impedimento para incluso lograr un podio en un circuito donde él ya ganó.

El Principado guarda un recuerdo especial para la gran apuesta de Carlos Slim Domit en Escudería Telmex, y es que en 2010 logró el triunfo en la GP2 Series, antesala de la Fórmula 1, siendo hasta ahora, el único mexicano en imponerse en esta pista en cualquier competencia.

En 2011, en su primera aparición en esta carrera dentro de la máxima categoría del automovilismo, ingresó por primera ocasión en su trayectoria a la denominada Q3 durante la sesión de calificación, es decir, dentro del grupo de los 10 más rápidos. Sin embargo, un accidente a la salida del túnel, cuando marchaba para instaurarse quinto en la parrilla, lo mandó al hospital y le impidió competir.

Un año después regresó a los mandos de un Sauber, y lo que parecía una carrera promisoria empezó con el pie izquierdo, cuando se impactó en la curva de la piscina y se vio obligado a salir desde la posición 23, y a pesar de que la norma marca que en Montecarlo es casi imposible rebasar, el originario de Jalisco se las ingenió para escalar y cruzar la línea de meta en el lugar número 11; 12 sitios de avance, y quedarse a sólo uno de ingresar a la zona de los puntos.

En 2013, Pérez vivió lo que podría ser considerada su mejor aparición en Mónaco en el Gran Circo. A pesar de las debilidades del McLaren llevó el coche a clasificar en la séptima posición, justo detrás del español Fernando Alonso y dos sitios por delante de su compañero británico Jenson Button.

Durante la carrera, una mala estrategia de pits retrasó al tapatío en las posiciones, pero eso no fue impedimento para que de nueva cuenta encontrara lugares, en donde nadie creía posible, especialmente al final del túnel, una zona donde una frenada tardía es exigida, para rebasar, y superar a Jenson Button y Fernando Alonso, en maniobras arriesgadas y que levantaron varias críticas, en especial, cuando impactó contra Kimi Räikkönen.

Pérez (sexto el la segunda práctica de ayer) llega ahora en uno de los mejores momentos de su carrera, ya que en 10 de las últimas 11 carreras ha sumado puntos, además, el Force India parece estar listo para dar una sorpresa en una de las pistas históricas  del automovilismo.

 

Sin acción en 38 minutos

El mexicano Sergio Pérez pidió disculpas a los aficionados por la falta de automóviles durante los primeros 38 minutos de la segunda sesión de entrenamientos del Gran Premio de Mónaco, y es que la lluvia que cayó minutos antes, se convirtió en un factor para que los equipos decidieran no salir al circuito, al considerar, arriesgarían más de lo que podrían ganar en información.

“Es muy difícil para los fans, pero al mismo tiempo, nuestros equipos tienen otras preocupaciones. Estamos limitados y nosotros no queremos dañar los coches. Me siento muy apenado por los fans, pero vamos a dar un buen espectáculo el domingo”, expresó el volante tapatío al medio especializado Autosport.

Durante este tiempo sin acción, los aficionados mostraron su desagrado con silbidos, y es que, sólo el finlandés Valtteri Bottas se animó a realizar una vuelta de instalación.

El enojo pasó cuando el alemán Adrian Sutil, integrante de Sauber y compañero de Esteban Gutiérrez, por fin salió a rodar en los últimos 50 minutos de la sesión para dar inicio a la actividad en el circuito.