CIUDAD DE MÉXICO, 22 de mayo.- Carlos Salcido regresa al Guadalajara a cerrar su carrera profesional con el propósito de ser un jugador ejemplar que ayude al club a olvidarse de los problemas que lo han rodeado en los recientes torneos. Por fin ve cumplido un ideal que se trazó hace ocho años cuando emigró al PSV Eindhoven del balompié holandés: volver a Chivas.

El jugador, que firmó por dos años con la institución tapatía, sin hacer demasiados aspavientos porque no quiere distraerse de su labor con el Tricolor, subrayó el cariño que le tiene al club , por lo que se comprometió a dar lo mejor de sí con tal de que regrese a los primeros planos. Nunca dejará de agradecer todo lo que le dio la institución, la forma en cómo lo ayudó a tener una vida lejos de la pobreza, y por eso no escatimará para que recupere el protagonismo perdido. 

Regresar a Chivas es muy bueno, voy a dejarlo todo en nombre del equipo. Estoy contento porque regreso al equipo que me dio la oportunidad de ser un futbolista profesional, que me dio mucho y al que estimo. Quiero demasiado la camiseta rojiblanca.

Sí era una ilusión (volver a Chivas), porque de ahí salí, ahí pertenezco. Le debo mucho a ese equipo, me han tratado muy bien y lo quiero bastante, pero ahora no quiero decir mucho”, enfatizó el plurifuncional jugador, quien de paso reiteró el agradecimiento al club Tigres por los tres años que vivió ahí.

La intención de Salcido es retirarse del futbol enfundado en la playera rojiblanca, aunque consideró que no es momento de ahondar en sus deseos. Por el momento, subrayó, lo único que le importa es trabajar con el Tricolor para buscar un sitio en el cuadro de Miguel Herrera.

Debido a la calidad con la que cuentan sus compañeros tanto en la zaga como en la contención, reconoció que será complicado encontrar un hueco en el esquema del Piojo Herrera, pero se mostró confiado en que podrá sumar minutos en Brasil si se esmera.

Será difícil ganarse un lugar en el once titular, pero siempre he dicho que soy un jugador de trabajo que trata de dar todo, y esta vez no será la excepción”, mencionó.

Durante la práctica de ayer de la Selección se notó un buen ambiente de trabajo, con bromas y sonrisas constantes de la mayoría de los integrantes, sin distinción entre novatos y experimentados; al respecto, Salcido explicó que los días de zozobra quedaron atrás, por lo que no está de más gozar el momento, a menos de un mes de debutar en el Mundial.

Hay que disfrutar, nos conocemos muy bien. Todos estamos tranquilos y disfrutamos de esto. Igual yo, trato de disfrutar el momento”, admitió.

 

Duele salida  de Medina

Uno de los jugadores que más resintió la baja de Juan Carlos Medina del Tricolor fue el americanista Miguel Layún, quien un día después del anuncio admitió que se trató de un duro golpe para el grupo, pero en especial para la gente que lo conoce de tiempo atrás.

Es difícil asimilar la salida de Medina, sabe que cuenta con nosotros y los que lo conocemos más sabemos cómo debe estarse sintiendo, pero también conocemos su profesionalismo y seguramente que su rehabilitación la hará de manera rápida”, comentó el carrilero.

El Negro Medina fue operado el martes por la noche de su lesión en el tobillo derecho sin mayores contratiempos, y abandonó el hospital ayer por la tarde.

Se espera que el tiempo de recuperación del mediocampista vaya de dos a cuatro semanas.

Respecto al interés del equipo italiano Fiorentina en sus servicios, Layún señaló que se ha mantenido al margen de las negociaciones y dejó todo en manos de su representante Guillermo Lara. 

Layún consideró merecido el homenaje a Cuauhtémoc Blanco, uno de sus mayores ídolos futbolísticos.